Status             Fa   Ar   Tu   Ku   En   De   Sv   It   Fr   Sp   Ca   Ru  

El Islam y el Des-Islamización

Un entrevista con la publicación Negah, Enero de 1999



Negah: La existencia y la conducta de los grupos y los gobiernos Islámicos en el Medio Oriente y en el África del Norte en los últimos años han instigado los desacuerdos sobre cómo tratar con la religión y los movimientos y gobiernos religiosos. Hay aquellos que dicen "que tenemos que diferenciar entre los grupos/gobiernos Islámicos y el Islam". También afirman que: "lo que ocurre en estos países no tienen nada que ver con el Islam sino que son el resultado de una mala interpretación del Islam" y que "uno no debe hablar en contra de la religión, ya que insulta a las creencias de la gente y les divide". ¿Qué piensa usted acerca de estas afirmaciones?

Mansoor Hekmat: Me doy cuenta de que los intereses de algunos requieren que rescatan el Islam (tanto como sea posible) de la ira de aquellos que han presenciado las atrocidades indescriptibles de o han sido victimizados por los Islamistas. También me doy cuenta de que el extensión de estas atrocidades y holocaustos es tal que incluso algunos de los Islamistas ellos mismos no quieren asumir la responsabilidad de ellos. Así que es natural que el debate sobre el 'verdadero Islam' vis-à-vis el 'Islam práctica' está abordado una y otra vez. Estas justificaciones, sin embargo, son tontos, desde mi punto de vista (aquel de un comunista y un ateo) y desde los puntos de vista de aquellos de nosotros que hemos visto o sido víctimas de los crímenes del Islam. Ellos son tontos para aquellos de nosotros que están viviendo a través de una lucha social, política e intelectual colosal con esta bestia. Los fundaciones Coránicas doctrinales del Islam, el desarrollo de la historia del Islam, y la identidad política y la afiliación del Islam y los Islamistas en la batalla entre la reacción y la libertad en nuestra época son demasiados obvias para permitir que el debate sobre las diversas interpretaciones del Islam y la existencia o la probabilidad de otras interpretaciones para ser tomado seriamente. Incluso si el debate fuera en el futuro y en otros planetas donde no se violan los derechos más básicos y los afecciones de la humanidad. En mi opinión, se demuestra el mayor desprecio para la ciencia y la inteligencia social de nuestro tiempo, si cada excusa y la justificación de que los Islamistas se arroja hacia el interior de la sociedad, mientras que retirándose está analizado y diseccionado científicamente... En el Islam, ya sea verdadero o falso, el individuo no tiene derechos ni dignidad. En el Islam, la mujer es una esclava. En el Islam, el niño está a la par con los animales. En el Islam, el libre pensamiento es un pecado que merece el castigo. La música es corrupto. El sexo sin permiso y la certificación religiosa, es los mayores de los pecados. Esta es la religión de la muerte. En la realidad, todas las religiones son tales, sino la mayoría de las religiones han sido refrenados por el libre pensamiento y la humanidad de la amante de la libertad durante cientos de años. El Islam nunca fue refrenado o controlado. Con cada paso, se trae las abominaciones y la miseria.

Además, en mi opinión, defendiendo la existencia del Islam bajo la guisa de respeto por las creencias de la gente es hipócrita y carece de credibilidad. Hay varias creencias entre las personas. La pregunta no es acerca de respetando las creencias de la gente, sino que acerca de cuales son dignos de respeto. En cualquier caso, no importa lo que digan, todo el mundo está eligiendo las creencias que son de su agrado. Aquellos que rechazan una crítica al Islam bajo la guisa de respetando las creencias de las personas sólo están expresando sus propias preferencias políticas y morales, y punto. Ellos eligen el Islam como una creencia digna de respeto y empaquetan sus propias creencias como 'las creencias de la gente' sólo con el fin de proporcionar la legitimación 'populista' para sus propias decisiones. No voy a respetar cualquier superstición o la supresión de los derechos, incluso si todas las personas del mundo lo hacen. Por supuesto, lo sé que es el derecho de todos a creer en lo que quieran. Pero hay una diferencia fundamental entre el respeto a la libertad de opinión de las personas y el respeto a las opiniones que sostienen. No estamos sentados en juicio del mundo; somos los jugadores y los participantes en el mismo. Cada uno de nosotros somos parte de esta lucha mundial histórica, lo cual en mi opinión, desde el principio de los tiempos hasta ahora ha sido sobre la libertad y la igualdad de los seres humanos. No voy a respetar las supersticiones que estoy luchando en contra y bajo el apretón de los cuales los seres humanos están sufriendo.

Negah: Algunos grupos políticos, orientalistas y medios de comunicación occidentales apoyados por una serie de intelectuales de estos países dicen que "la gente de estos países son musulmanes y por lo tanto lo que sucede allí, tales como el uso del velo obligatorio y la condición de la mujer, es parte integrante de su cultura y identidad". En tu opinión, ¿son el pueblo de Irán musulmán? ¿Es Irán un país Islámico y están justificadas en lo que dicen?

Mansoor Hekmat: La esencia misma de la categorización de una realidad compleja, como una sociedad con una etiqueta diminutivo como la religión, la etnicidad o la nacionalidad es en sí mismo el testimonio de que no estamos enfrentados con un intento científico o la explicación de la búsqueda de la verdad. La persona que llama a Irán una sociedad Islámica como aquel que representa lo como Aria, monarquista, Iraní, Chiíta, y así sucesivamente se hace la propaganda. La pregunta es ¿quién está describiendo a Irán como una sociedad Islámica, dentro de qué marco político e histórico que están haciendo esto y qué resultado que esperan de tal descripción? Por instancia, es obvio que el régimen Islámico de Irán deben describir a Irán como una sociedad Islámica para que pueda legitimar la existencia de un estado Islámico allí. También es obvio que un racista occidental y un anti-inmigrante deben describir a Irán como una sociedad Islámica, para que él/ella puede mantener que la brecha entre aquellos que han venido de Irán y de los habitantes locales es insalvable. Es obvio que el periodista oportunístico debe usar esta terminología y propagar esta creencia porque este es el modelo preferido y las perspectivas de los círculos políticos dominantes en las sociedades occidentales contemporáneas. De este modo, los universitarios y los círculos académicos obedecen este modelo; la opinión pública es dirigido en esta manera y así sucesivamente.

En la realidad, este etiquetado y el empaquetado es engañoso. Independientemente de quién está haciendo la reclamación, su objetivo es declarar que el carácter Islámico de las leyes y de las relaciones dominantes en la sociedad Iraní es el resultado de las perspectivas y las creencias de la gente ellos mismos y no el resultado de la coacción y la presión política. Si el velo de las mujeres fue en realidad el resultado de sus propias decisiones y se originó a partir de su punto de vista Islámico sobre el mundo, las conciencias de muchos en el mundo occidental estaría en paz. Si así fuera, la rueda y la manera de proceder de los los regímenes democráticos occidentales, los intelectuales yuppies y los periodistas con el gobierno Iraní sería mucho más permisible. Si así fuera, silenciando las voces de protesta de las mujeres que buscan la libertad y la oposición revolucionaria Iraní por etiquetándolos extremistas insatisfechos 'separada de la gente' sería mucho más simple. La categorización religiosa, cultural, étnica y nacional de las personas es siempre el primer paso en la negación de sus derechos universales como seres humanos. Si el genocidio en Ruanda es la continuación de una tradición Africana, si la lapidación es la tradición Islámica del pueblo Iraní, si el uso del velo es parte de la cultura de las mujeres en las 'sociedades Islámicas', si casando a una niña de nueve años de edad es una tradición de la gente de esos países ellos mismos, entonces pueden realmente ser olvidados, humillados, bombardeados y quedaron a la misericordia de sus propias reglas más allá de las fortalezas de la civilización occidental y la democracia. Pero si se hace claro que estas personas como todos los otros viven y producen en una sociedad capitalista y en el mercado global, si se hace aparente que estas tradiciones y las leyes Islámicas han sido impuestas sobre ellos por la pura fuerza del encarcelamiento, las cámaras de tortura, las patrullas de la calle, los cuchillos, las ejecuciones, y la lapidación, si se hace aparente que estas personas como todos los demás están anhelando para la libertad, la igualdad y un fin a la discriminación, si se hace aparente que la característica más fuerte de estas personas, a pesar de todas las presiones, es su deseo de un tipo occidental de la cultura y el estilo de vida, entonces todo este monumento ideológico hipócrita se colapsará y el daño será más allá de las palabras.

La sociedad Iraní no es una sociedad Islámica. El régimen gobernante despótico en Irán es un régimen Islámico, lo cual a pesar de toda su coerción, aún no ha sido capaz de obligar a la gente a conceder a la identidad Islámica. No me importa un ápice acerca del intelectual que se refiere a las estadísticas oficiales de aquellos que tienen una 'religión oficial' con el fin de justificar esta etiquetado hipócrita. Aceptando esta categorización - y peor que eso, publicitarlo - continúa y mantiene la catástrofe cual está teniendo lugar en Irán y las sociedades plagado por el Islam.

Negah: ¿Cuál es tu opinión acerca de 'la religión progresista' y 'el protestantismo Islámico'? Muchos, incluyendo a las personalidades culturales a las organizaciones políticas, dicen que las personas como Alí Shariatí, Abdolkarim Sorush y otros disidentes Islámicos deben ser defendidos vis-à-vis los 'fundamentalistas'. Afirman que por apoyándolos, la sociedad se beneficiará y la vida de las personas mejorarán. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Mansoor Hekmat: Si el protestantismo Islámico es para ser el protestantismo, entonces se debe crear una división religiosa y una nueva jerarquía religiosa y un llamamiento a todas las masas de personas a unirse a este otro tipo de Islam. Algo que tal vez como lo que la religión Bahá'í que se suponía que iba a hacer. Las murmuraciones de un profesor universitario religiosa acerca de un gobierno, lo cual ha violado sus derechos, no pueden equipararse con las grandes desarrollos históricos y puntos de inflexión en el mundo occidental. En la superestructura del Medio Oriente contemporáneo e Irán y en relación con la economía política de la sociedad actual, el Islam no tiene el mismo rol que el Cristianismo tenía en la época de la advenimiento del capitalismo en el mundo occidental. La compatibilidad del Islam con el desarrollo económico de estos países no es de significación. Este desarrollo económico, independiente de la situación del Islam y su habilidad de ser compatible con la sociedad moderna, está teniendo lugar irrespectivo. La sociedad Iraní no tiene ninguna necesidad de Martín Lutero y Juan Calvino, porque el dominio del Islam no es una hegemonía ideológica, psicológica o estructural, sino más bien se trata de una regla de política y policial cual será derrocado políticamente.

Negah: Cuando tu voltear a través de las páginas de los medios de comunicaciones Iraníes, usted viene a través de numerosos debates acerca de la relación entre la regla religiosa y la gente, la religión y la libertad, la religión y el razonamiento, la religión y la sociedad civil, y así sucesivamente. ¿Qué piensa usted de estos? ¿Cómo ve la relación entre la religión y en particular el Islam con la regla de las personas, la libertad, la sociedad civil, el razonamiento y así sucesivamente?

Mansoor Hekmat: La religión es la ideología oficial de un gobierno extremadamente brutal en Irán. Por lo tanto, para la sección intelectual que vive en Irán, cada asunto deben ser analizados dentro del contexto del Islam y como un aspecto de la cosmovisión Islámico, o al menos, el conflicto entre cada opinión con el Islam gobernante debe tenerse en cuenta. Los debates como los derechos humanos, las libertades civiles, el sistema político, las políticas económicas, la ciencia, la cultura, el arte, etc, son todas las cuestiones importantes y urgentes que la élite intelectual en cada sociedad aborda constantemente. En Irán, la frase 'Islam' debe ser añadido a todos estos. Esto, sin embargo, no significa que el Islam tiene una legitimación científica en las problemáticas debatidas. Se trata de la coerción política y no epistemológico o incluso histórico. Este período pasará pronto y las revistas en Irán abordará estas cuestiones en una manera más seria y sin la necesidad de hacer las cosas compatibles con el Islam y, o para mostrar la contradicción entre algo con el Islam. En mi opinión, el debate de la oposición autorizado y los críticos legales en un régimen despótico nunca debe ser tomado por su valor nominal y sobre la base de definiciones y categorizaciones que ellos mismos proponen. Los debates reales en la sociedad Iraní, serán llevados a un primer plano y dentro de las páginas de las publicaciones dentro de Irán cuando se afloja el apretón de la supresión. Por lo tanto, francamente, no veo el contenido de los artículos de las publicaciones intelectuales dentro de Irán como importante, seria y relevante. En mi opinión, lo que es más interesante es el conflicto político detrás de las escenas y la relación entre el gobierno y estas publicaciones.

Negah: Por último, ¿cuál es tu opinión sobre el movimiento anti-religiosa en el siglo pasado en Irán? ¿Qué características y posición hace que este movimiento tiene en la lucha de la población en general por una vida mejor?

Mansoor Hekmat: Durante la mayor parte del siglo 20, tanto en los movimientos religiosos y anti-religiosas en Irán han sido influenciados por las tendencias más importantes internacionales, lo cual les han dado un tinte diferente a aquel de la lucha entre la religión y la Ilustración en Europa en los siglos pasados. Me estoy refiriendo a la revolución de octubre de 1917, el surgimiento de la Unión Soviética y la Guerra Fría. El Islam y la iluminación anti-islámico estaban enmarcadas en otras capacidades históricos o tal vez uno puede decir, fueron recientemente redefinidas en el contexto del encrucijadas internacionales más significativos. La iluminación se convirtió en inicialmente parte del avance socialista en la sociedad Iraní, pero muy rápidamente, con el surgimiento de la Unión Soviética como un campo de la burguesía internacional, fue transformado efectivamente hacia el interior de un movimiento vacía y hueca y un medio a disposición de los antes mencionados. En mi opinión, el filo crítico afilada y valiente de este movimiento desapareció tan rápidamente. Esto era porque que se descubrió que el mulá nacionalista, la religión populista y la teología de liberación ahora podría ser un aliado de la Unión Soviética vis-à-vis los EE.UU. y por lo tanto un Islam tolerable fue fundada. Con el Estalinización y el Tudehismo del medio ambiente de los intelectuales de Irán y el surgimiento de las consideraciones tácticas en el tratamiento con la religión, lo cual se consideran útiles como un medio contra la monarquía y los EE.UU., la época de haciendo la vista gorda ante del Islam y más adelante, incluso justificándolo comience. En el campo contrario, el Islam anti-comunista se convirtió en una poderosa arma occidental en la lucha contra los trabajadores y el comunismo en Irán. No fue las creencias religiosas de la gente y el poder del Islam como una religión que construyó la República Islámica de Irán, pero la necesidad de los ex-aliados del régimen de Mohammad Reza Shah Pahlaví para continuar con la política de la supresión de la izquierda en Irán, lo cual se arrastró al Islam decreciente y ayatolá Ruhollah Jomeini del aislamiento a la palestra. Todo esto significa brevemente que la lucha de la Ilustración contra el Islam como una religión fue influenciado rápidamente por los desarrollos de los diferentes segmentos de la sociedad, así como las potencias internacionales con el Islam político y el movimiento Islámico. Si hace 30 años alguien de una posición ateísta podría ridiculizar y criticar los fundaciones del Islam, ella/él sería atacado no sólo por la maquinaria del Islam sino más por los populistas y los anti-déspotas. Tanto es así que hoy en día los mismos campamentos y las personas cuya perspectiva política es la consecuencia de esos campamentos atacarnos - los críticos inequívocos del Islam y la religión. Desde su punto de vista de ser revolucionario y progresivo se significa apaciguando, conviviendo y descubriendo un Islam nuevo y contemporáneo y así sucesivamente.

Hoy en día, es nuestro movimiento - el obrero-comunismo - y el odio profundo del Islam por la vasta población en general en Irán, particularmente las mujeres y los jóvenes, cual está construyendo los fundaciones de un desarrollo anti-religiosa y des-Islamizada serio en Irán. Si la gente en Irán son para experimentar la prosperidad, este movimiento debe convertirse victorioso. Estoy seguro de que en el camino y con el avance de la gente, un sección de los intelectuales librepensadores se unirá a este frente.


Lo anterior es una entrevista publicada por primera vez en Persa por la publicación Negah, Enero de 1999. Fue publicado por primera vez en Inglés en la revista Obrero-Comunista N º 1, de fecha Junio de 2004 y traducido al español por Nicolás Jiménez.


Spanish translation: Nicolás Jiménez
hekmat.public-archive.net #3140sp