Status             Fa   Ar   Tu   Ku   En   De   Sv   It   Fr   Sp  

Las Lecciones Obvias de Berlín


Los juicios de las conferencias farsa de Berlín y los veredictos exiliados y de prisión a largo plazo impuestas a algunos de los críticos más indulgentes de la República Islámica de Irán tienen, más que cualquier cosa, políticamente vindicado esos opositores al régimen Islámico que interrumpieron los planes del segundo Khordad-Alemana para promover el Islam y el estado Islámico.

Incluso antes de que había sido emitida cualquier citaciones 'tribunales', los organizadores de las conferencias de Berlín y los altavoces hecho conocer la filosofía detrás de la conferencia - el acercamiento entre Irán y el mundo occidental. Revelaron que la conferencia fue una propuesta del Gobierno Alemán, cuyo objetivo era para preparar a la opinión pública para la inminente visita de Mohammad Jatamí a Alemania y para probar y silenciar a la oposición. La conferencia pretende presentar una imagen más aceptable del régimen, llevar la noción de un 'diálogo crítico' a fruición, y expandir las finanzas y las armas para ofertas de pistacho. Los oradores dijeron que el Ministerio de Inteligencia y los funcionarios estatales fueron plenamente informados de la conferencia y autorizó y facilitó su participación. Dijeron que asistieron a la conferencia de Berlín para servir al estado Islámico e insistió en que lo habían hecho de forma admirable.

En la conferencia de Berlín, el segundo Khordad dirigido a presentar una imagen de un Irán diferente y una diferente República Islámica, que ser respaldada por los gobiernos occidentales vis-à-vis sus oponentes. Su objetivo era presentar una república Islámica llenas de las sonrisas y con los pájaros gojeando, donde los mulás inofensivos con las caras radiantes y las batas pura juguetean, mano a mano en los prados persiguiendo las mariposas, recogiendo los sellos y aprendiendo el Internet. Su objetivo era presentar un lugar donde el Pasdarán [las Guardias Revolucionarias represivas] había lavado sus manos ensangrentadas y ahora estaban haciendo las películas para los festivales europeos y estudiando la filosofía, y donde las mujeres, mientras que firmemente aferrándose a sus chador negro (velos) con los dientes (es 'su cultura' ya que sabes), estaban ejerciendo el ciclismo y el feminismo con su permiso del marido. Su objetivo era presentar un Irán 'civil' revolcándose en la tolerancia y la moderación y el 'debido procedimiento'.

Los oradores en la conferencia estaban allí para anunciar que los valientes ejércitos del reformismo Islámico ya habían tomado el poder ejecutivo y ahora habían puesto sitio a la fortaleza legislativa. La victoria estaba a la mano. Habían ido a Berlín a vender la sonrisa de Jatamí y la publicación de las revistas por unas pocas ex-Pasdaránes como evidencia de la libertad de expresión, la liberalización política y la 'sociedad civil' en Irán. Habían ido a presentar la Majlis Islámico farsa como un parlamento lícito. Habían ido a Berlín a culpar a la masacre de los opositores en los elementos 'pícaros' y las pandillas misceláneos con el fin de absolver a la República Islámica, su líder, su presidente, el legislativo, el poder judicial, el gabinete, el ministerio de la inteligencia y de todos aquellos en su nómina de sueldos de cualquier culpabilidad. Estaban allí para ocultar - detrás de una imagen cartulina de un mulá reaccionario y los elocuciones sin valor acerca del Islam moderno - las ejecuciones masivas y las lapidaciones, las tumbas anónimas, los trabajadores no remunerados, las mujeres sin derechos, los jóvenes sin esperanza, los niños arruinados, suprimidas las creencias y las voces silenciadas. Ellos querían encubrir la falta completa de los derechos para las personas en la sociedad y en la ley y el cernido mortífera constante de la espada del retribución Islámico y la barbarie sobre cada aspecto de las vidas y las mentes de los ciudadanos. Habían ido a Berlín para defender a la República Islámica, para promoverlo y hacer retroceder a sus opositores. Lo intentaron, pero fracasaron.

Por el contrario, la conferencia de Berlín se transformó hacia el interior de un escenario de inmensa oposición en contra del régimen Islámico íntegramente, el gobierno Alemán y la reaccionaria 'oposición' progubernamental. Los sobrevivientes de la generación masacrados, los progresistas y primordialmente los comunistas cerraron la farsa. Ellos levantaron las realidades del imperio de la reacción Islámica y su represión sangrienta para que todos lo vean. Lloraron para el derrocamiento del régimen - una demanda de la vasta mayoría de la gente en Irán. Ellos frustraron los varios millones de la marca de truco publicitario de los gobiernos Alemán e Iraníes.

Los funcionarios del gobierno Alemán, el Instituto de Heinrich Böll y la empresa expresó su consternación por las sentencias dictadas. Sin embargo, no fue esta la misma verdad que estaban tratando de silenciar con la fuerza bruta [la policía Alemana golpearon a los manifestantes y trataron de arrestarlos] - la verdad de que en la República Islámica no existe la libertad de expresión y de pensamiento. Bajo su dominio, las personas son asesinadas por sus opiniones y azotados por asistiendo a las fiestas. ¿Eran conscientes de veinte años de las ejecuciones, las torturas, las lapidaciones y los asesinatos clandestinos por los escuadrones de la muerte del líder y los ministerios del Presidente? ¿No había cientos de personas en esa conferencia que había llorado que el requisito previo a la libertad es un fin a este régimen y eso segundo Khordad (el movimiento de la Reforma Islámica) es el otro lado de la misma moneda?

Los veredictos impuestas por el 'tribunal' Islámico en el caso de Berlín no tienen nada que ver con la participación y los discursos pronunciados en la conferencia de Berlín. Algunas sentencias de prisión de largo plazo dadas como Saeed Sáder y Khalil Rostamkhani ni siquiera participan en la conferencia. Por otra parte, las convicciones no tienen nada que ver con las protestaciones de la oposición del régimen en la conferencia y la reacción presuntamente 'suave' de los oradores a ellos. Los vídeos de la conferencia verifique que la mayoría de los condenados defendieron su estado islámico en Irán de todo corazón. Incluso antes de que fueran a ser enjuiciada, Ezzatollah Sahabi, Fariborz Rais Dana, Hamid-Reza Jalaeipour, Hasan Yousefi Eshkevari y algunos otros llevaron a cabo los ataques virulentos y asesinatos caracteres sobre aquellos exigiendo el derrocamiento del régimen, incluyendo el Partido Obrero-Comunista de Irán y sus líderes. Ellos no dude en etiquetarnos los agentes extranjeros y exigen efectivamente una 'fetua' para nuestra ejecución y asesinato. Si cualquier cosa, la Conferencia de Berlín mostró la derecha política que los portavoces del segundo Khordad son siempre leales al estado Islámico.

La ironía es que los oradores de la conferencia de Berlín recibieron tales sentencias severas precisamente a causa de este hecho. Ellos son las víctimas de la política de la 'actividad calmada' y el impasse del segundo Khordad y el reformismo Islámico. Ellos son las víctimas de los intentos estúpidos para moderar el régimen y al mismo tiempo para prevenir el cambio. En algún lugar entre la Conferencia de Berlín y los convicciones finales, el segundo Khordad llegó a un impasse; el estallido de la burbuja del reformismo Islámico. Los convictos son, de hecho, los prisioneros de guerra. Sus líderes han arrodillado, sus estrategas están perplejos y sus fuerzas han levantado el vuelo. La Asociación de los Estudiantes Islámicos en Ilám, Irán tiene razón cuando se dice: "Si alguien, en cualquier lugar se había mantenido firme en cualquier cosa, Alí Afshari y Ezzatollah Sahabi no estarían en la cárcel hoy."

Incluso los funcionarios Alemanes y sus amigos conmocionados Iraníes saben muy bien que el terrorismo estatal, los juicios sumarios, la retribución Islámica, la ejecución y la tortura no han parado ni siquiera un día durante los últimos veinte años. El estado Islámico estableció los juicios espectáculo de Berlín, en parte, para cubrir una reciente serie de los asesinatos patrocinados por el estado. Incluso mientras que los juicios fueron en curso, 800 personas han sido condenadas a muerte por la lapidación y la ejecución y las matanzas ya han comenzado. Los centenares han sido arrestados, azotados y maltratadas para la celebración de Año Nuevo. Estas son las realidades del Irán Islámico de Alí Jamenei, Mohammad Jatamí y Akbar Hashemí Rafsanyaní.

Aquellos condenados por los juicios de 'Berlin' deben ser liberados inmediatamente. Para nosotros, esto es parte de la incesante lucha para derrocar al régimen Islámico vil y liberar a todas sus víctimas. Esta lucha está ganando la fuerza a un ritmo sin precedentes. Aquellos que en ese día en la conferencia de Berlín decía la verdad encontrarán su lugar al frente de los desarrollos políticos históricos inminentes en Irán.

Mansoor Hekmat
19 de Enero, 2001


Lo anterior es una traducción de un artículo escrito por Mansoor Hekmat en las convicciones de los individuos involucrados en una conferencia en Berlín organizada por el Instituto de Heinrich Böll en Abril de 2000. La conferencia fue una iniciativa conjunta del gobierno Alemán y el segundo Khordad. (El segundo Khordad es la fecha que Mohammad Jatamí fue 'elegido' como el presidente, sino que ellos también se conocen como 'los reformistas'.) Los opositores políticos, encabezados por el Partido Obrero-Comunista de Irán, expuestos al régimen Islámico e impidió la conferencia se lleve a cabo según lo previsto. El artículo fue publicado por primera vez en Persa en el Semana Internacional N º 37, de fecha 19 de Enero de 2001. La versión en Inglés a partir de donde fue traducido de es una reimpresión del sesión informativa del Partido Obrero-Comunista de Irán.

Traducido por Nicolás Jiménez


Spanish translation: Nicolás Jiménez
hekmat.public-archive.net #1700sp