Status             Fa   Ar   Tu   Ku   En   De   Sv   It   Fr   Sp   Ca   Ru  

El federalismo es una consigna reaccionaria

Una entrevista con la revista "International"
Junio de 1996

Pregunta: Una declaración del Partido Comunista-Obrero de Irán (WPI) afirma que la consigna del federalismo propuesto por algunos partidos políticos no es de ninguna manera indicativo de la existencia de tal demanda entre la gente. En tal caso, ¿por qué era necesario emitir esta declaración?

Mansoor Hekmat: No sólo la consigna por el federalismo no tiene ningún lugar en las mentes y vidas de las personas, sino que la identidad étnica y el etnocentrismo también no tienen lugar entre millones de personas que viven en Irán. Desafortunadamente, sin embargo, esto no es suficiente para inmunizar a las personas contra las tragedias y catástrofes que el etnocentrismo y los etnocentristas pueden crear. Mire a su alrededor el mundo y revisar los acontecimientos de las últimas dos o tres décadas. ¿Cuál bases hizo el gobierno clerical y la regla religiosa tienen en Irán en el siglo XX? Al parecer, ninguno. Estas eran personas que habían tratado este cuestión hace ochenta años antes. Los mulás eran un segmento parasitaria caído en desgracia y sujeto de ridículo de la gente en las ciudades y las aldeas. Dos generaciones antes que nosotros, las niñas iban a la escuela sin el velo. La música y el cine eran una parte inherente de las vidas de las personas. A pesar de esto, sin embargo, la locura religiosa y la ignorancia y las bestias islámicos gobiernan en esa sociedad hoy en Irán. Yugoslavia era una sociedad industrial, moderno y en todos los sentidos contemporáneos, una sociedad civilizada. Los yugoslavos dicen que antes de estos acontecimientos, no se acordaban de su etnia y nacionalidad. Ellos todavía no creen que esto sucedió y no saben cómo sucedió.

Desde el origen étnico y el etnocentrismo no tienen las raíces y fundaciones fuertes en la sociedad iraní y la demanda por el federalismo no tiene ningún lugar entre las personas, los principales grupos y movimientos en la sociedad no se mueven en esa dirección. La cuestión es, sin embargo, ¿cómo inmunológico es la sociedad a la provocación etnocéntrica y el grado de preparación es de antemano para defenderse frente a un futuro asalto de etnocentrismo regresiva y reaccionaria? El nacionalismo y el etnocentrismo son como los virus que existen en un estado de hibernación, se activan en determinadas circunstancias, e incluso a veces causan las epidemias. En la actual sociedad iraní, el nacionalismo y el etnocentrismo no son una dolencia político cultural generalizada, sin embargo, no ha sido ni desarraigado ni es la sociedad inmunizado en contra de ella. La existencia de estos federalistas y un manojo atrasada que ya tienen, con la mayor desvergüenza y la idiotez, comenzaron a emitir las tarjetas de la identidad étnica para el pueblo de Irán atestigua que este virus no ha sido desarraigado aún y puede, sobre todo en una situación política cambiante y turbulenta, traer muchas calamidades. Esta declaración ha sido emitida para crear esta preparación y la inmunidad en la sociedad. Además, es un claro anuncio a los nacionalistas y etnocentristas y los intelectuales imbéciles que les rodean que el comunismo-obrero será resueltamente confrontar este regresividad y dar la desgracia a estas tendencias y grupos inhumanas y antiobreras. No pueden esclavizar y suprimir al pueblo durante veinte años con la religión y luego otros veinte años con la etnicidad y el nacionalismo. No vamos a permitirlo.

Pregunta: La declaración del WPI relaciona directamente el advenimiento de la consigna por el federalismo a la cuestión kurda. ¿Podría explicar esto más?

Mansoor Hekmat: Como ya he dicho, etiquetando las personas a lo largo de la nacionalidad y la etnicidad, y mucho menos a lo largo de los conflictos étnicos o nacionales entre los distintos segmentos de la sociedad, no es un fenómeno persistente, generalizada, o un fenómeno que lo abarca todo en el país. Es evidente que, en el folclore de retroceso de los grupos étnicos (cualquier grupo étnico), hay un egoísmo, chovinismo y xenofobia étnico, etc. Esto es cierto en todos los países, incluso en las "naciones" más homogéneos. Evidentemente, siempre y cuando existen el capital y el capitalismo, la producción de las divisiones entre la gente permanecerá. Irán, también, no es una excepción. Pero cualquier observador que no tiene un interés personal estarán de acuerdo en que la sociedad iraní no es una sociedad paralizada con el conflicto étnico y nacionalista y la intolerancia por los cuales algunos comentarista tiene que subir con el antídoto federalista.

Cuando prestas atención, verá que hace poco tiempo, este asunto se ha planteado directamente con respecto a la cuestión kurda y los tratos y las negociaciones entre el Partido Democrático Kurdo de Irán (PDKI) y la oposición nacionalista, que son, según el PDKI, debido a hacerse cargo de la administración central del mañana. Toda la preocupación del PDKI es para evitar ser etiquetado como secesionista, sobre todo porque se sabe que la capacidad brutal de los nacionalistas expansionistas iraníes y los crímenes que están dispuestos a comprometerse con el pretexto de defender la "integridad territorial". En consecuencia, el propio PDKI ha venido a la cabeza de la defensa de la "integridad territorial". En una entrevista, cuando el Sr. Mullah Abdullah Hassanzadeh, el Secretario General de la PDKI, se le preguntó sobre la posición del Partido Comunista-Obrero de Irán, el (reconocimiento del derecho de Kurdistán para separarse; la celebración de un referéndum para determinar el voto de las personas sobre la secesión o permaneciendo dentro del marco de Irán como ciudadanos con derechos iguales), dice: "no, no somos secesionistas". A fin de sentar los miedos del próximo gobierno central en reposo, dibuja una línea muy clara con nosotros. La fórmula del federalismo ayuda el PDKI para pedir la autonomía del Kurdistán sin convertirse en una excepción. El federalismo significa dar la autonomía a todas las naciones en Irán, incluyendo la nación kurda dirigida por el PDKI. No les conciernen a aquellos que el resto de la población en Irán, incluyendo a un gran segmento en el propio Kurdistán, no necesariamente definen a sí mismos con las etiquetas étnicas, como los Fars el (pueblo persa), los Luros, los Guilakíes, los Afganos, los Kurdos, los Árabes, los Baluchis, y los Turcos.

En el otro lado de estas tejes y manejes reaccionarios destaca los grupos nacionalistas iraníes lo cual se ven a sí mismos enfrentados con la cuestión kurda como uno de los principales obstáculos para el establecimiento de su gobierno futuro. Ven en el eslogan del federalismo una ventana de oportunidad para eludir la cuestión kurda, eludir los votos de la gente y los tejes y manejes con el KPDI.

La fuente del debate sobre el federalismo es los cálculos oportunistas de varios partidos políticos en cuanto a la cuestión kurda. Esto en sí mismo no es muy preocupante y no es difícil de responder con una publicidad comunista y anti-nacionalista persistente. Al lado de los principales participantes de este debate que están llevando a cabo sus intereses materiales, sin embargo, encontramos, como de costumbre, un grupo de personas que a causa de sus deberes periodísticos o intelectuales honorables o sus necesidades organizativas, debe decir algo de acuerdo con la moda de la día y sin ninguna contemplación grave. Que acredite el amargo destino de los pueblos de Yugoslavia y de la Unión Soviética, que son los elementos más peligrosos de tal situación. Es verdaderamente increíble que alguien ve a su hijo jugando al aire libre con los niños de los vecinos de al lado de su ventana, a continuación, suspira, toma su pluma, y divide tontamente la población de un país poblado de sesenta millones en nueve nacionalidades, trece grupos étnicos y cinco grupos lingüísticos y prescribe que deben dividir las ciudades y localidades entre ellos de acuerdo con su carta y estar cara a cara contra el otro. Si estos pensamientos necios no tuvieron consecuencias tan sangrientos, quizás incluso estarían divertido para sus oyentes. Son, sin embargo, consciente o inconscientemente, allanando el camino para la limpieza étnica y los medios de las ejecuciones de mañana. Ellos están conspirando contra la vida de los niños que juegan fuera de la ventana. Aquí es donde radica la sensibilidad del tema.

Este no es el mundo de hace treinta años. La revolución informática y electrónica y la aparición de los medios de comunicación de todo el mundo se han convertido el periodismo lacayo y la ingeniería de opinión en un factor determinante en la lucha por el poder y el desarrollo político de varios países. Incluso las tendencias políticas y prescripciones sociales más tonto y descabellada, si en los intereses de un sector de la clase dominante en una clase más amplia y un marco internacional, será apoyada cuando sea necesario y establecido sobre las percepciones de la gente. La cuestión va mucho más allá de los cálculos mezquinos del PDKI y los remanentes de los partidos nacionalistas, republicanos o monárquicos. Ellos son peones. Tenemos que hacer el juego entero imposible.

Debo añadir que, en lo que se refiere a la cuestión kurda, que es la misma gente de Kurdistán en sí mismos que deben decidir sobre la secesión o la permanencia dentro del marco de Irán como los ciudadanos con los mismos derechos en un referéndum libre. Sólo esta decisión, cualquiera que sea, es legítimo y de principios. La cuestión kurda no se trata de la participación del PDKI y otros partidos que buscan la autonomía en la estructura de poder y entregando la regla kurda a ellos sobre las cabezas de la gente. Cualquier ruedan y trato y negociación de los partidos sobre Kurdistán no tienen la legitimidad.

Pregunta: ¿Se puede decir que este eslogan es características de los partidos políticos y grupos de proponerlo y deben ser juzgados en consecuencia? ¿Cambia esta declaración de la relación y la posición de WPI hacia los partidos y grupos que abogan por el federalismo?

Mansoor Hekmat: En mi opinión, los partidos pueden ser juzgados en base a este consigna a nivel teórico. Así como ser religioso, un chovinista nacional, un monárquico u oponerse a la igualdad de los hombres y las mujeres es suficiente para llamar a un grupo reaccionario dentro del contexto de la historia política contemporánea de Irán, de la misma manera, abogando por la expedición de las tarjetas de la identidad étnica y el establecimiento de un gobierno basado en la nacionalidad y la etnicidad es suficiente para llamar a un grupo reaccionario. Si hay una pregunta, es si las profundidades de las inmundicias de la consigna del federalismo y su carácter antiobrero, antisocial y inhumana han sido ampliamente reconocido o no. Tal vez, todavía no. Inicialmente, durante un período, esto hace que sea necesario para esforzarse para eliminar esta fórmula del programa y la publicidad de partidos de la oposición. Está claro que a partir de ahora, cualquier organización que consciente y persistentemente defiende el federalismo o la organización étnica de la sociedad debe ser considerado reaccionario.

Pregunta: ¿Qué tareas ha esta declaración planteada por los activistas del WPI? ¿Qué debe hacerse vis-à-vis los grupos proponiendo el federalismo?

Mansoor Hekmat: Es evidente que no es posible ni es necesario para listar los actividades aquí. El quid de la cuestión es que vamos a hacer fuerte y persistentemente el significado real de esta consigna clara para las personas. Los partidos lo cual abogan por esta consigna deben sentir toda la fuerza de nuestra crítica donde quiera que vayan. Debemos dar la desgracia a las políticas y la filosofías étnicas y nacionales de la misma manera que la filosofía religiosa y la política se ha caído en desgracia y ser condenado al ostracismo en la actualidad. Debemos tener, si no todas los pueblos obreras, por lo menos una sección más activa y dinámica de la clase obrera en Irán, lo cual es tan sensible y consciente en la oposición al nacionalismo y etnocentrismo reaccionario (la consigna de federalismo es sólo una versión de lujo de ella) en la medida en que ninguna fuerza puede detener el avance de trabajador y el comunismo-obrero mediante la creación de los conflictos y las atrocidades étnicos y lograr un escenario como lo que vimos en Yugoslavia. Nuestra publicidad y acciones deben hacer el surgimiento de las personalidades indígenas como Franjo Tuđman, Radovan Karadžić, Ratko Mladić y Slobodan Milošević para llegar a ser imposible. En una palabra, hay que aumentar la atención de la gente y hacer que todos las etnocentristas y sus patrocinadores del mañana entienden que se enfrentan a un comunismo-obrero sin concesiones, lo cual no tiene los ilusiones.




Esto fue publicado por primera vez en persa en junio de 1996 en la revista Internacional Nº 21. La versión en Inglés de lo cual esta reimpresión es traducida de, es una sesión informativa del Partido Comunista-Obrero de Irán.

Spanish translation: Nicolás Jiménez
hekmat.public-archive.net #0930sp