Status             Fa   Ar   Tu   Ku   En   De   Sv   It   Fr   Sp   Ca   Ru  

La mujer en la vida y la muerte:
A partir de Frederick Walter Stephen West a Reverendo Anthony Kennedy

Un incidente horrífico aturdido Gran Bretaña a principios de Marzo de 1994. En la ciudad histórica humilde de Gloucester, Inglaterra, famosa por sus acogedores cafés y la catedral del siglo 11, una casa fue descubierto que había sido una tumba para los cuerpos de las víctimas de asesinatos misteriosos que tuvieron lugar en los pasados 25 años. A mediados de Marzo, nueve cuerpos habían sido recuperados a partir de debajo del piso de la sótano, en el jardín de atrás y por debajo del piso del baño de la casa en la calle 25 de Cromwell, cual ahora ha sido apodada como la 'Casa de los Horrores '. La policía estima que, basado sobre tales índices como el número de personas desaparecidas en la región en los últimos años, esta cifra podría subir a 30.

Con cada cuerpo que está desenterrado, quienquiera ha tenido a alguien desaparecido encima de estos años sostiene su aliento. Con cada descubrimiento espeluznante, la multitud de periodistas, turistas y los personas curiosas acampado afuera, con sus cámaras y equipo de día de campo, crece más grueso. Los vecinos alquilan las vistas a partir de sus ventanas. Todos - de acuerdo con su profesión y el especialismo, dice algo: el alcalde de Gloucester aflige la 'muerte de una ciudad'. Un reportero de la ciencia está fascinado por la tecnología de radar en detectores de minas del ejército a partir de la Guerra de las Malvinas, que está siendo utilizado por la policía como su principal herramienta en sus excavaciones. Mientras que los expertos forenses de la policía tratan de identificar a las víctimas a partir de las pruebas de ADN (Ácido desoxirribonucleico) y las reconstrucciones faciales, los psicólogos luchan para comprender la mente y la imaginación del asesino. ¿A qué criatura, qué persona enferma y retorcida podría cometer tales crímenes? Que el perpetrador debe haber sido "enfermo", es casi una asunción común. Dado que, como el patólogo forense en el juicio de un caso similar en los EE.UU. pone, ¿cómo puede el perpetrador de tales "crímenes anormales" ser una persona normal?

Frederick West, el dueño de 52 años de edad y residente de la casa, ha sido arrestado y acusado de estos asesinatos. Muchos psicoanalistas, sin duda, ahondar hacia el interior de los recovecos de su mente y redactar libros basados sobre sus asunciones. Muchos psicoanalistas, sin duda, ahondar hacia el interior de los recovecos de su mente y redactar libros basados sobre sus asunciones. Pero un punto, cual viene y se va como una simple frase en la policía y los informes de los periodistas, apunta al verdades más allá del asesino y su mundo privado: todas las víctimas de este crimen eran mujeres.

Lo cual nos trae a Anthony Kennedy...

En la página 4, del Times (el periódico de Londres) del 09 de Marzo, y incidentalmente, a la derecha en la parte de atrás del informe sobre las cicatrices en la cara amable de Gloucester por el asunto de Cromwell Street (calle de Cromwell), hay un informe sobre los recientes desarrollos importantes en la Iglesia de Inglaterra y un ejemplo de sus conflictos internos. El héroe de la historia es Reverendo Anthony Kennedy de quién es el vicario de Luton y Gedney. La Iglesia de Inglaterra (cual se separaron a partir de la Iglesia de Roma hace unos 500 años) finalmente, sobre el 12 de Marzo, dos décadas después de la decisión de su Sínodo General de admitir las mujeres sacerdotes, debidamente ordenados, 32 mujeres al sacerdocio en la catedral de Brístol. En la opinión pública, y, sobre todo, para las mujeres ordenadas ellos mismos, esto representa un enorme paso adelante para la igualdad de la mujer. Uno de ellos dice, entusiastamente, "Sólo cuando somos iguales ante la Iglesia podemos reclamamos que somos iguales ante de Dios".

Lo que sabemos a ciencia cierta, sin embargo, es que en los próximos meses también vamos a tener alrededor de 1,200 mujeres sacerdotes en Gran Bretaña para divulgar a partir de los púlpitos, junto a sus compañeros varones, las enseñanzas chauvinistas masculinos antiguas de la iglesia acerca de la mujer y su lugar especial ante el Todopoderoso - es decir, la traducción divina de su lugar especial bajo las botas de la sociedad chauvinista masculino.

A pesar de su relevancia para nuestra discusión aquí, tenemos que poner este sujeto a un lado, ya que el objetivo es para introducir el señor Kennedy.

Al igual que muchos otros sacerdotes masculinos en la Iglesia de Inglaterra, algunos de ellos están en disgusto a volver al seno de la Iglesia Católica Romana, Anthony Kennedy está ultrajado por este desarrollo:

    "Las sacerdotisas deben ser quemados en la hoguera porque están asumiendo los poderes donde no tengan derecho a hacerlo. En el mundo medieval, eso fue llamada la hechicería/ o brujería. La manera de tratando con los hechiceros/ o brujas era para quemarlos en la hoguera ...

    La Biblia es muy clara al respecto. Los hombres y las mujeres son biológicamente diferentes. Nunca podemos ser los mismos. No me puedo imaginar cómo una mujer puede ser la imagen de Cristo. La cirugía simplemente no va a hacer."

Frederick West, el asesino, es infernal. Él será encarcelado por la policía. Durante los años, su nombre y sus hechos enviará escalofríos por las espinas. Anthony Kennedy, sin embargo, es celestial. Él puede representar a Cristo sin ninguna modificación. Nuestros niños en la guardería se sonreírle y saludarlo en la calle. Nadie va a estar buscando un cadáver en su casa o de un secreto espantoso en su mente. Pero él es la misma persona, y este es el mismo incidente.

La rabia y la maldición de Anthony Kennedy es la clave para resolviendo el acertijo de los asesinatos de Gloucester. Ambos casos deben ser entendidos como crímenes de violencia contra la mujer; como abogando y condonando la violencia contra las mujeres. Esta violencia no está arraigada en la mente desquiciada de Frederick West y la religión defectuosa de Anthony Kennedy. Ambos tenían suficiente sesos para recoger a sus víctimas a partir de entre las secciones más sin derechos de la sociedad. La fuente de esta violencia es un mundo lo cual, a través de una miríada de las leyes, tradiciones y costumbres burdas y sutiles, ha definido la mujer como oppressable y de teniendo menos valor. Un mundo lo cual deliberadamente y conscientemente, y con frecuencia por los medios más violentos, bloquea el camino hacia la libertad de las mujeres y para poniendo un fin a su estatus oprimidos.

Esta no es la Edad Media/los tiempos medievales. Esta es la época del capitalismo. Cualquiera sea está en contradicción con el mercado y la lucratividad es tarde o más temprano barrido a un lado. Muchas de las ideas antiguas más acérrimos, los prejuicios y las costumbres han desaparecido en la cara de las necesidades diarias triviales del comercio y la producción. Así que si la violencia, la misoginia y la discriminación contra las mujeres todavía son un hecho de la vida para la gente de esta día y época; si a pesar de los poderosos movimientos sociales para la liberación de las mujeres, la opresión sexual prevalece alrededor del mundo, la razón fundamental de esto es que se encuentran aquí, en este día y época, en el interés de este sistema.

Hay siempre puede haber crímenes fuera de la "insania". Pero el tipo de insania cuyas víctimas, en las calles, en la casa y en los lugares de trabajo, son en su mayoría mujeres, ya no es una insania, pero la reflexión insano de la sabiduría dominante de la sociedad.

Mansoor Hekmat
Abril 1994

Publicado por primera vez (en Persa) en Abril de 1994, en la edición 13 de la 'Internacional', el papel del Partido Obrero-Comunista de Irán.
La traducción a partir de Inglés a Español: Nicolás Jiménez http://murderpedia.org/male.W/w/west-frederick.htm


Spanish translation: Nicolás Jiménez
hekmat.public-archive.net #0710sp