Status             Fa   Ar   Tu   Ku   En   De   Sv   It   Fr   Sp   Ca   Ru  

Sobre la crisis en el Golfo Pérsico

Una entrevista con Suzi Weissman 1990



Suzi Weissman: Bienvenido a los retratos de la Unión Soviética, soy Suzi Weissman y hoy mi invitado es Mansour Hekmat. Este programa se desvía un poco de la norma, ya que no vamos a estar hablando directamente sobre la Unión Soviética, pero más sobre la crisis que se ha sumido el Oriente Medio y el mundo y su impacto en los Estados Unidos, el Oriente Medio y la Unión Soviética. Mi invitado es Mansour Hekmat y él es uno de los fundadores del Partido Comunista de Irán que no debe confundirse con el Partido Comunista Tudeh Iraní, cuya sección permite decir de la tercera internacional que se alió con la Unión Soviética. Esto es algo completamente independiente y Mansour Hekmat nos está hablando de su lugar en el exilio. Él no vive en Irán. Bienvenidos a los "Retratos de la Unión Soviética", Mansour.

Mansour Hekmat: Muchas gracias.

Suzi Weissman: Me gustaría que nuestros oyentes si usted podría dar algunos antecedentes a la crisis en el Golfo Pérsico quizás elaborando cómo se salió de la guerra de Irak e Irán.

Mansour Hekmat: No estoy seguro de que se trataba directamente de la guerra de Irak e Irán. Pienso que probablemente las fuerzas militares iraquíes o la máquina de guerra, como lo llaman se preparó durante esa guerra. Pero el evento en sí mismo no creo que salió de esa situación. Pienso que se trata el caso de que la situación entera mundial, especialmente el período que estamos entrando ahora, el período posterior a la guerra fría, ha creado una atmósfera que esa máquina militar podría ser utilizado de tal manera. Yo no pienso que tiene una conexión directa con la guerra Irán-Irak y es de ninguna manera una continuación de la misma.

Suzi Weissman: ¿Pero cómo usted ve la acción de Irak contra Kuwait? ¿Era porque su economía era de tal forma desesperada después de la guerra y que necesitaban para asegurarse de que el precio del petróleo subió?

Mansour Hekmat: Pienso que hay una lista entera de los argumentos que analizan la acción y los incentivos iraquíes para hacerlo, y no creo que puedo añadir nada a ella. Pienso que la economía era una pregunta. El hecho de que Irak debía un montón de dinero y el hecho de que se necesitaba mucho más para la reconstrucción económica; el hecho de que Kuwait era, ya que el gobierno iraquí, dijo, la sobreproducción de petróleo y, por tanto, la subcotización del precio del petróleo; todas estas cosas eran parte del cálculo. También hay otros elementos en la parte iraquí. Pienso que la necesidad del surgimiento de una especie de polo dentro del mundo árabe, y el hecho de que Irak saliendo de la Guerra Irán-Irak y haber detenido la embestida Pan-islámico estaba en una buena posición para llenar ese vacío, estos son los factores que contribuyeron a esta acción.

Suzi Weissman: ¿Qué pasa con Irán, cómo esta crisis se va a efectuar el papel de Irán, tanto en el Oriente Medio y en el mundo y supongo que con los Estados Unidos, así, cómo será Irán salir de esta crisis?

Mansour Hekmat: Pienso que, en general, se empujará a Irán, como la totalidad, más hacia el mundo occidental. Contrariamente a lo que algunos pueden pensar, no sería aliarse a Irak en una confrontación con los Estados Unidos. Pienso que también crea una situación que podría ser más conveniente para el gobierno iraní para hacer un giro tal. Pero eso es para el Estado y para el gobierno en su conjunto. Pienso que algunas facciones dentro del gobierno iraní también se convertirían en la dirección opuesta. En general pienso que es el cuadro general.

Suzi Weissman: Cuando usted dice que se empujará a Irán más hacia el mundo occidental, pienso que estoy de acuerdo contigo en eso. ¿Pero, estás diciendo que esto podría cambiar la naturaleza del propio gobierno y el personal o usted verá las presentes personas que son los líderes en Irán moviendo hacia el mundo occidental y moderando su postura hacia el mundo occidental?

Mansour Hekmat: Pienso que la situación general es que la facción de Akbar Hashemí Rafsanyaní es cada vez más a cargo de la situación y el cambio hacia el mundo occidental no supondría un cambio en la complexión de que el régimen iraní, yo no lo creo, creo que la facción de Rafsanyaní fortalecería su posición y tendría las manos más libres en la supresión de la facción de Hezbolá, la facción de Pan-islámico. No pienso que los cambios estructurales vendrán como resultado de esta situación por sí mismo.

Suzi Weissman: ¿Cómo ha emergido a Irán de la guerra de Irak a Irán, en que estado está el país económicamente?

Mansour Hekmat: Esa es la principal área uno puede decir que no salió bien desde la guerra de Irak e Irán. Al principio, cuando la guerra terminó realmente o el alto el fuego fue declarado, cuando ayatolá Ruholá Jomeini declaró que Irán también está preparado para aceptar la resolución de las Naciones Unidas, en ese momento hubo las esperanzas entre la población de que puede existir algún tipo de la estabilidad y algún tipo de la normalización de las relaciones con el mundo occidental que permitiría la reconstrucción económica que tenga lugar. Eso no se materializaron. Básicamente, porque la facción de Hezbolá, la facción pan-islámica era demasiado fuerte para permitir que tal curso que deben tomarse y cualquier mejoramiento económica por parte de la facción de Rafsanyaní se hizo dependiente de la supresión o al menos la restricción de la facción pan-islámica que ha tomado tanto tiempo ya. La situación económica es muy mala en el país en cuanto a mi información indica. No hay ninguna señal de esta consiguiendo lo mejor, a menos que en los dos últimos meses con los ingresos más altos del petróleo - a menos que haya algún cambio allí. Hace un máximo de dos meses, no había ninguna señal de cualquier mejoramiento en los estándares de la vida material.

Suzi Weissman: ¿Bueno, qué pasa con el resultado de la guerra en sí misma, la cantidad de la infraestructura económica de Irán fue destruido en la guerra?

Mansour Hekmat: En la medida en que se trataba de la industria del petróleo, creo que es muchísimo, no puedo dar una cifra sobre el mismo. Las refinerías, los puertos y las gasoductos enteras fueron destruidas en el sur. No creo que otra infraestructura fue dañado de ninguna manera grave dentro del territorio iraní, en el fondo. El problema era siempre las materias primas y los bienes de capital intermedios. Eso solía ser importados en gran escala y no sólo a causa de la guerra, sino por el aislamiento del gobierno iraní, que no podían ser importados por más tiempo. Así que muchas de las fábricas y muchas unidades económicas están trabajando muy por debajo de su capacidad. Probablemente se utiliza alrededor del 30-35% de la capacidad productiva y eso es un problema importante. No el daño físico real causado a la economía.

Suzi Weissman: ¿En qué posición política pública ha adoptado Irán vis-a-vis la crisis en el Golfo Pérsico?

Mansour Hekmat: Se desplaza a lo largo del tiempo, y también se varía de acuerdo con la facción lo cual está teniendo el micrófono. Se pasó de apoyo total de la parte estadounidense, más o menos con el apoyo total de la parte estadounidense, que se desplazó gradualmente a algún tipo de medio de la posición de carretera en el cual también está la condenación de los Estados Unidos y cierto nivel de la cooperación con Irak, por ejemplo, permitiendo que las mercancías para cruzar las fronteras y así sucesivamente.

Suzi Weissman: ¿Cómo puede hacer Irán para ganar de esta crisis, ya sabes de siendo visto como el país de la región que es tal vez más cerca de los Estados Unidos que se beneficiará de la producción de más petróleo y venderlo y luego tal vez lo hará a salir como el líder regional como lo fue en el sentido durante el período del Shah?

Mansour Hekmat: Para responder a la segunda parte de su pregunta, yo diría que no, que no iba a salir el líder regional, como tal, porque está desgastada como una fuerza militar en la zona. No tiene suficientes marco ideológico para un papel tan regional. No creo que el fundamentalismo islámico o cualquier tipo de islamismo aguada se pueden utilizar para un papel tan regional, se parece que el nacionalismo sería un mejor vehículo para cualquier fuerza lo cual se supone para realizar esta función. El Islam no parece ser un marco ideológico adecuado para eso. Políticamente, el gobierno no tiene ese apoyo y esa legitimidad dentro de Irán para que pueda realizar esta función. Cómo Irán va a ganar, yo diría básicamente en los términos de la normalización de las relaciones con el mundo occidental y cuando digo Irán, me refiero al régimen instalado en Irán, no me refiero a Irán como un país o como pueblo. Pero el gobierno en Irán, la República Islámica, se beneficiará en el sentido de que primero tendrá sus relaciones normalizadas con el mundo occidental y que ya ha sucedido con Gran Bretaña. Eso permitiría que algún tipo de ayuda internacional y también el acceso a los mercados mundiales para los bienes productivos y, en segundo lugar, también se beneficiaría financieramente mediante la producción de grandes cantidades de petróleo a precios más altos. Pienso que éstos son los principales factores que ayudarían al gobierno iraní.

Suzi Weissman: ¿Usted mencionó que el gobierno islámico iraní no puede ser utilizado como una herramienta en un sentido de la manera que el gobierno anterior tenía o incluso como de la manera del nacionalismo podría ser utilizado, es el islamismo convirtiendo en una fuerza gastada en Irán? ¿Cuánto apoyo interno está allí para el régimen islámico?

Mansour Hekmat: Pienso que el fundamentalismo islámico, el islamismo, fue gastado dentro del contexto iraní hace mucho tiempo. Pienso que una gran cantidad de las concepciones del mundo occidental y también la propaganda acerca de la naturaleza islámica de la sociedad iraní fue exagerado y el apoyo que la gente estaba supuestamente dando al régimen, que fue exagerada desde mucho antes en. Pero la causa estaba vivo en el contexto del Oriente Medio en su conjunto, en un contexto más amplio, y creo que con los acontecimientos que ahora, con la crisis que se vive en el Medio Oriente ahora, también se gasta dentro del contexto de Oriente Medio también. Pienso que el nacionalismo árabe, lo cual contará con el Islam como un elemento secundario dentro de ella, sería una fuerza mucho más poderosa de la movilización para la población allí.

Suzi Weissman: ¿Pero, qué habrá que hacer para Irán? ¿Que usted está hablando de Oriente Medio en su conjunto? ¿Será que tienen la tendencia a aislar a Irán más en el Medio Oriente?

Mansour Hekmat: En el Oriente Medio, creo que sí. El Oriente Medio y dentro del mundo islámico, así-llamado, sí.

Suzi Weissman: Bueno, eso ciertamente nos da un nuevo panorama de la región. ¿Así que usted cree que Irán va a ser empujado más hacia el nacionalismo árabe y occidental será más del enfoque en el Medio Oriente?

Mansour Hekmat: Sí, exactamente, eso es lo que pienso.

Suzi Weissman: ¿Qué piensa usted esto va a hacer internamente? Ahora, yo sé que usted ha mencionado que los medios de comunicación occidentales ha tenido un tipo de golpe de la propaganda para tratar de demostrar que las masas iraníes apoyan este fundamentalismo islámico y que usted está diciendo que no es cierto y supongo que si alguien fuera a mirar más de cerca el situación y simplemente ver la cantidad de la fuerza que tuvo que ser utilizado dentro de la sociedad que las cosas no son tan halagüeña como pretenden. ¿Cuál es la situación interna de Irán, es este gobierno ilegítimo, tiene algún apoyo, qué tienen que usar la Policía Secreta de forma masiva?

Mansour Hekmat: El problema es que tenemos una población en un estado de la desesperación y uno debe, en cierta medida, tratar de aprender el mecanismo de pensamiento de las masas y la psicología de las masas. La gente no se opondría al gobierno de una manera muy activa, ya que son tan desesperada. Si te acuerdas de la revolución contra Mohammad Reza Shah Pahlaví se realizó en un período lo cual había una gran cantidad de los ahorros, por ejemplo, dentro de las clases trabajadoras y los niveles de vida eran altas y la gente podía luchar y también tomar la carga económica. Hoy en día, hay tanta desesperación económica que la gente son empujadas hacia siendo más conservadores políticamente, ocupándose de sus propios negocios y tratando de no perder lo que tienen. En esa medida, el régimen no se basa en una confusión. En esa medida, es seguro porque no sólo no hay la oposición política organizando el interior del país, cualquier oposición política activa que ponga en peligro como un sistema completo, pero también la gente es conservadora en los términos de un cambio político y miran hacia arriba hacia las fuerzas internacionales, hacia los campos internacionales, hacia las relaciones internacionales para una solución a su problema. El promedio iraní, mientras que sabiendo que sus ideales son diferentes, aún desearía para la influencia occidental y de la presión occidental sobre el régimen iraní. Ellos no les importaría ahora. Sin embargo puede ser que sean anti-imperialista en sus mentes, y sin embargo, podrían ser insatisfecho con lo que el bloque occidental estaban haciendo en la zona o lo que el Shah utiliza para hacer como un elemento pro-occidental allí, sin embargo, esto puede ser el caso, se encuentran en tal estado de la desesperación que creo que su principal preocupación sería la estabilidad y la inversión y el empleo y la inflación más baja y así sucesivamente. Es una sociedad al borde del desastre y, como tal, creo que el régimen iraní puede durar más tiempo. Si la situación en el Medio Oriente empeora o una guerra se produce o si hay las presiones políticas sobre el gobierno iraní entonces podemos encontrar un otra condición en conjunto porque esta insatisfacción y esta desesperación también se puede convertir en algún tipo de la protesta masiva. Esto no es lo que está sucediendo ahora. En este momento creo que la gente está más resignados políticamente y pensar más en los términos de ellos y sus familias y su supervivencia económica.

Suzi Weissman: Así que en cierto sentido, lo que está esbozando es la política de la desesperación y la derrota y se ve como que ayatolá Ruholá Jomeini era capaz de infligir una derrota más grande de la clase obrera iraní que el Shah era.

Mansour Hekmat: Yo creo que sí ... por supuesto que sí ... Creo que sí exactamente.

Suzi Weissman: ¿Pero cree usted que los propios trabajadores ven a sí mismos como habiendo sido mejor materialmente bajo el Shah?

Mansour Hekmat: Sí, seguro.

Suzi Weissman: Así pero esto nos lleva a un otra cuestión y que es debido a los cambios del mundo durante el último año en el cual el comunismo, el así-llamado comunismo, tal como existía en el así-llamado mundo socialista, ha sido derrotado ideológicamente y estamos viendo a lo largo del mundo este tipo de mercantilismo nacido de nuevo. ¿Eso tiene alguna moneda en Irán así, cree usted que los trabajadores allí no ven ninguna alternativa a la política del capitalismo, la ideología del mercado?

Mansour Hekmat: Usted debe recordar que en muchos países del tercer mundo, también en Irán, el socialismo y el comunismo, el comunismo oficial que formaba parte de la estructura política, no tenía su base y su apoyo entre las clases trabajadoras o del movimiento obrero. Fue un movimiento basado en el elemento intelectual en la sociedad, en la intelligentsia, y que la base ha sido alienado de socialismo o comunismo en general. Debo decir que sí. Pero la clase obrera era más o menos no-afectados por el comunismo de cualquier manera. Ya sea por la corriente principal o el así-llamado comunismo de los polos, del bloque soviético y chino y así sucesivamente, o por la izquierda radical que existió durante la revolución. Así que los trabajadores han sido más o menos al margen de la suerte del comunismo como una tradición y como movimiento. Es sólo ahora que están empezando para ser introducidos a algún tipo de comunismo de la clase obrera, a algún tipo de socialismo orientado obrero y la propaganda y la educación que va dentro de la clase sobre la cuestión del socialismo es mucho más intensa de lo que era digamos que hace quince años. Así que la clase obrera iraní no es parte de la población desilusionada del mundo en lo que se refiere al socialismo y el comunismo. La intelligentsia definitivamente ha sido desprendido de ella y que creo que es un desarrollo importante.

Suzi Weissman: ¿Es eso muy extendida también entre las muchas organizaciones de la izquierda?

Mansour Hekmat: Pienso que los organizaciones de la izquierda están redefiniendo a sí mismos de una manera muy conservadora de acuerdo a la ley de los promedios que sólo ven lo que la tasa de mercado es por el socialismo y ellos acaba de tomar la posición de acuerdo con eso. Estoy hablando de las organizaciones que no sean el Partido Comunista, lo cual estoy hablando en su nombre. La izquierda iraní, la izquierda radical, la izquierda radical basado en la intelligentsia, es ahora muy en el Gorbachevismo, en todas las tendencias de moda que va dentro del comunismo europeo, eso es fusionándolo [el comunismo] con los ideales democráticos, haciéndolo "humano", o repensar su comunismo en más o menos la misma línea que está sucediendo en Europa. Ese es el caso, pero en otros polos, nosotros, por ejemplo, representamos un tipo de cambio hacia el marxismo más ortodoxo y clásico y hacia una tipo de socialismo orientado obrero, orientado de trabajo.

Suzi Weissman: Lo que me interesa en lo que está diciendo es que la izquierda en Irán y supongo que por la extensión, a otros países del tercer mundo, nunca se preocuparon mucho con la política de la clase obrera. ¿Eso es porque estos países son recientemente industrializados y hay una nueva clase obrera, ahora que se ha convertido en un actor político, qué te basarlo en? ¿Tal vez las lineamientos de la antigua Comintern? ¿Cuál es la razón para eso?

Mansour Hekmat: Pienso que tiene tanto una base local y regional, así como una base global e internacional - este alejamiento de la política de la clase obrera y alejarse del socialismo de la clase obrera. Pienso que a nivel mundial que se inició con el hecho de que en algún momento de la historia del comunismo, un interés nacional fue hecho en el foco principal del comunismo contemporáneo de ese época. Esa es la construcción de la economía soviética y la construcción de la sociedad soviética y pienso que hubo un gran elemento del nacionalismo introducido en el movimiento socialista lo cual era en sí misma una cuña lo cual le permitió separarse del socialismo de la clase obrera en las sociedades capitalistas del mundo occidental. Pero también hay un elemento regional. Si usted ve a continuación, después de que el desarrollo en la Unión Soviética que tenemos el maoísmo, lo cual es en sí mismo una cristalización del socialismo no-proletaria. Es un tipo de fachada de algún tipo de movimiento campesino, los intentos de la construcción nacional y la independencia y así sucesivamente y usted ve un movimiento nacional presentándose con un lenguaje marxista o semi-marxista o con un guisa marxista. Así que pienso si usted ve dentro del propio contexto internacional, usted tiene un alejamiento de la política de la clase obrera. Dentro del propio bloque occidental, usted tiene el socialismo estudiante de los décadas de 1960 lo cual no tenían mucho que ver con el socialismo de la clase obrera y la protesta de la clase obrera, la protesta social de la clase obrera. Así que pienso que era una tendencia internacional. Pero dentro de los países del tercer mundo, esas ideas fueron recogidas como las formas de protesta por parte de la intelligentsia. Por lo que yo puedo leer dentro de la historia iraní, el socialismo iraní ha sido producto de las capas educadas iraníes y la intelligentsia. Así que es cierto que en el contexto iraní, el hecho de que la clase obrera iraní es joven y, probablemente, es tres o cuatro décadas que los tiene en un tamaño considerable, que ha contribuido, pero sólo ha reforzado la tendencia internacional. No es una concepto únicamente del tercer mundo.

Suzi Weissman: Así que usted tiene un clase obrera bastantemente joven que ha crecido en un régimen tras un otro que es universalmente represiva aunque como usted dices se ha convertido en peor en cierto sentido, al menos fueron capaces de combatir de manera más eficaz para su propio nivel de vida bajo la Shah que bajo el régimen actual y el clima ideológico lo cual prácticamente los ignora. ¿Qué está pasando ahora en la clase obrera iraní?

Mansour Hekmat: Volvamos a la pregunta sólo por un minuto porque pensé que habías dicho que la clase obrera llegó con más fuerza durante el régimen del Shah que la lucha económica. Eso no es lo que quise decir. El mecanismo económico actual, el mercado actual y el hecho de que había bastantemente una gran cantidad de los ingresos, les permite un grado de pleno empleo y, por tanto, los niveles más altos de los salarios luego, pero la protesta, la clase obrera como clase en protesta, como una clase de activo, usted puede observar esto más después de la revolución que antes de ella. Esto es un punto. El otro, creo que perdí la pista del resto de la pregunta.

Suzi Weissman: Bueno, básicamente estoy tratando de conseguir que usted nos da una especie de panorama de la lucha política, tal como existe para la clase obrera hoy en Irán.

Mansour Hekmat: Sí, puedo resumir los diez años después de la revolución para que en unas pocas frases probablemente. El primer período que tenemos es el período de la lucha contra el Shah, y no tenemos la clase obrera como un elemento muy activo, especialmente los trabajadores de la industria petrolera y junto a ese movimiento, lo cual fue el núcleo del movimiento contra el Shah también tenemos una gran cantidad de las ilusiones y falsas esperanzas en relación con las fuerzas islámicas lo cual se mostró a sí mismo después de estas fuerzas llegaron al poder. Se necesitaron dos o tres años para que la clase obrera iraní para darse cuenta de que la lucha contra el Shah representaba una combinación de las fuerzas lo cual no necesariamente tienen los intereses comunes y se tomó un tiempo para la clase obrera iraní a moverse como una clase, o como un movimiento de masas, contra el nuevo régimen y allí, sólo usted verlos en una capacidad muy económico. Los vemos en los movimientos lo cual son básicamente económica en la demanda y en su acción. Lo cual es bastante justo. La oposición política al gobierno de la clase obrera no se ha materializado y también el cambio ideológico dentro de la clase obrera hacia el socialismo es algo más nuevo, probablemente se remonta desde hace cinco años. Hay un gran elemento de la penetración de las ideas socialistas dentro del rango de los militantes obreros activos. Antes de que pudiéramos decir que la tendencia islámica tenía la mano superior, incluso dentro de la clase por lo que el pensamiento de la clase y el enfoque de las cuestiones se refiere.

Suzi Weissman: ¿Pero este cambio hacia las ideas socialistas entre las capas más activas en la clase obrera, no hace, no hay una tensión desarrollando, entonces digamos que entre esa corriente de pensamiento o la más generalizada que prevalece en el mundo lo cual se aleja de la política socialista?

Mansour Hekmat: Yo podría decir que existe hasta cierto punto, no puedo medirlos, no puedo realmente juzgar lo cual la corriente que va a ser el dominante en la clase obrera. Pero usted ha dicho un gran número de círculos, no una gran número, pero un número considerable de los círculos dentro del movimiento de la clase obrera que de hecho están cambiando hacia algún tipo de la crítica del socialismo en su conjunto. Usted puede ver que debido al hecho de que un gran número de libros son publicados sobre el tema. Más o menos todo lo que se publica en Europa criticando el socialismo o la historia socialista o la economía socialista está traducido e impreso en Irán y hay una gran cantidad de discusión sobre el socialismo desde un punto de vista crítico. Mientras que los libros marxistas o pro-socialistas están prohibidos y las personas que las distribuyen o las venden o las lean son perseguidos. Así, me he llegado a través de los círculos y los individuos dentro de las capas militantes de la clase obrera iraní que tienen la simpatía hacia algún tipo de crítica del socialismo y que pueden formar una especie de base para una nueva tendencia laborista liberal en la clase obrera iraní. Pero eso sólo puede ser grave si esa tradición liberal reformista y laborista pueden presentarse como una alternativa al régimen en su conjunto. Ellos [los trabajadores] no van a cambiar en realidad hacia la línea de lo cual usted probablemente puede ver en Europa a menos que pueda proporcionar algún tipo de alternativa al gobierno. Mientras que la tendencia socialista radical no tiene ese problema. Lo aceptan como una oposición y se unen a ella como una corriente oposicional. Es por ello que la imagen se distorsione por el momento. Pero, si hay un avance político en Irán, si hay algún tipo de una situación democrática, entonces podemos juzgar cuál de las corrientes en el movimiento de la clase obrera son más fuertes: una línea reformista liberal, más o menos de modernización, la línea de pro-modernización o una línea socialista radical.

Suzi Weissman: [Okay. Me gusta dejar que los oyentes sepan que usted está escuchando a KPFK de lo cual es una estación de radio de Los Ángeles. El programa es el retrato de la URSS y soy Suzi Weissman. Mi invitado de hoy por teléfono es Mansour Hekmat. Él es un miembro fundador del Partido Comunista de Irán y miembro de su liderazgo. Ese no es el mismo como el partido comunista tradicional aliado con la Unión Soviética. Mansour nos está hablando de su lugar en el exilio ya que sigue siendo una ocupación muy peligroso ser un comunista de la izquierda en Irán como en muchos lugares.] ¿Hemos estado discutiendo la situación en el Golfo Pérsico y moviéndose más hacia la situación interna de Irán y me gustaría cambiarlo un poco para hablar lo que usted piensa de esta crisis en el Golfo Pérsico conducirá a con respecto al papel de Irán en el Medio Oriente y también cómo los cambios en la Unión Soviética, qué tipo de cambio en la relación será Irán tener con la Unión Soviética?

Mansour Hekmat: Pienso que hablamos de la primera parte de la cuestión en relación con el papel que en Irán se encontrará después de esta crisis. Pienso que que depende mucho del curso de la propia crisis. No tuvimos la oportunidad de hablar de la naturaleza de esta crisis o su futuro todavía. Pienso que si estalla la guerra en la región, sería el peor escenario para el gobierno iraní. Pienso que eso llevaría a una desintegración de la República Islámica también, junto con muchos otros regímenes de la región entera, y la región sería absorbido en una especie de diez años de desórdenes y cambio y que habría ser una situación muy difícil para la República Islámica. Si no se encuentra una solución política y si Irak es dado algunas concesiones y la situación se calme, entonces pienso que Irán en general ha ganado económicamente hasta cierto punto y ha perdido una gran cantidad de prestigio dentro de su propia circunscripción que es el así-llamado mundo islámico e incluso las tendencias fundamentalistas islámicos. Irán va a ser una fuerza secundaria en la región si la situación evoluciona de forma pacífica.

Suzi Weissman: ¿Qué quiere decir que se pierde, por qué ha perdido la posición con respecto al fundamentalismo islámico en la región?

Mansour Hekmat: Pienso que la esencia de este movimiento, es decir, el fundamentalismo islámico, es el anti-comunismo expresado junto con el anti-americanismo y si usted acaba de ver en la situación actual, es el nacionalismo árabe que está movilizando y aprovechando los sentimientos anti-estadounidenses en el Medio Oriente. Y pienso que ya está claro que el Hezbolá en el Medio Oriente y también en Europa, en la medida en que los musulmanes se encuentran allí, están cambiando su lealtad, en cierta medida hacia Irak o al menos están siendo crítico de la tendencia dominante dentro del gobierno iraní, lo cual es la línea de Rafsanyaní, como una línea conciliadora hacia los Estados Unidos. Así que pienso esta es una crisis del pan-islamismo y por cualquier gobierno o cualquier régimen basado en ella.

Suzi Weissman: ¿Bueno, es sólo interesante porque está usted tratando de esbozar la crisis como una especie de la rivalidad entre el pan-islamismo y el pan-arabismo?

Mansour Hekmat: ¿Te refieres a la crisis en el Golfo Pérsico? No, describo básicamente como algo lo cual gira en torno a los Estados Unidos y su papel en el período después de la guerra fría, pero nunca nos llegué a hablar de eso. No pienso que se trata de un problema regional en absoluto. No pienso que se trata de una crisis regional y yo no pienso que se refiere a la cuestión de la ocupación de Kuwait tanto. Tal vez los primeros dos o tres días, que era el asunto en el Medio Oriente. Ahora mismo, pienso, que un solo acto de la ocupación desencadenó una crisis global en el contexto de la estructura de poder del mundo después de la guerra fría y pienso que la situación actual no tiene nada que ver, nunca más, con las fuerzas regionales de las tendencias regionales. Pienso que se puede entender mejor si uno mira la posición de que los Estados Unidos se encontrarán, o se va a encontrar en sí mismo, en el período posterior a la guerra fría. Pienso que ese es el tema principal en el Medio Oriente ahora, no en el mundo árabe y no Kuwait como tal.

Suzi Weissman: Pienso que eso es muy bueno. ¿Así, en un sentido usted ve como un tipo de último suspiro del poder decreciente de los Estados Unidos para reafirmarse en el mundo a través de esta crisis?

Mansour Hekmat: Definitivamente, pienso que había una gran confusión en relación a lo que va a pasar a los Estados Unidos debido a la ruptura del bloque soviético, dada la unidad alemana y había una gran confusión en torno al concepto de la OTAN. Esta oportunidad ha sido creado para los Estados Unidos, y pienso que América también parcialmente lo hizo para sí mismo, para reafirmar su posición y obtener un papel en el mundo futuro, en el mundo después del Bloque Oriental. Pienso que ese es el principal problema aquí.

Suzi Weissman: ¿Así que la verdadera pregunta no fue cómo usted ver a Irán e Irak emergiendo de esta crisis, pero cómo usted ver los Estados Unidos que emerge de esta crisis?

Mansour Hekmat: Yo creo que sí.

Suzi Weissman: ¿Tal vez no debería ponerla en los últimos cuatro minutos del programa, pero qué crees que esto va a hacer que el papel de Israel en el Medio Oriente?

Mansour Hekmat: Pienso que junto con Irán van a ser los grandes perdedores políticamente en la situación. Si la guerra estalla, pienso que no va a ver un Israel pacífico nunca más, lo cual no está en paz ahora ya de todos modos. Pienso que el destino entero de Israel será puesta en duda, junto con el destino de muchos otros regímenes de la región. Si la guerra estalla, pienso que va a ser un problema de dos décadas, con una gran cantidad de las fuerzas involucrándose y las fuerzas realmente transformando en otras cosas a medida que avanzamos e Israel será el principal perdedor. Como estado, como gobierno, como Estado judío.

Suzi Weissman: ¿Y si Israel es el principal perdedor, quien te verías como saliendo lo mejor en esta crisis, que es un tipo de pidiendo que usted mirar en una bola de cristal, cómo usted ve el resultado de la crisis? ¿Digamos que no entra en un conflicto armado real de larga duración?

Mansour Hekmat: No veo ningún ganador. Yo no veo a nadie ganando en esta situación. Pienso que va a ser un genocidio en la región. Se va a afectar a todo el mundo. Pienso que va a revertir los desarrollos que hemos sido testigos durante los últimos cinco o seis años. Pienso que va a revertir los desarrollos enteros que hemos sido testigos durante los últimos cinco o seis años. Pienso que va a afectar incluso el equilibrio de las fuerzas entre las facciones dentro de la URSS. Pienso que si la guerra estalla, la línea de Mijaíl Gorbachov, y mucho menos la línea de Borís Yeltsin, en la Unión Soviética va a estar bajo mucha presión y nuevas fuerzas desarrollará incluso en Europa Oriental. No veo ningún ganador. Pienso que la gente va a sufrir mucho, en los términos de vidas y penurias, y yo no veo ninguna fuerza emergente como una fuerza victoriosa. Como socialistas, vamos a ser los perdedores también porque durante los años, vamos a estar dominado por las ideologías falsas, el nacionalismo, las ideologías religiosas, el patriotismo y la confrontación de las fuerzas sociales lo cual yo diría son históricamente anticuados o superfluos, y desaparecida. Pienso que van a pasar a primer plano otra vez, tomar la escena y que van a ensombrecer los problemas reales del mundo lo cual pienso que es, básicamente, en torno al trabajo asalariado, la propiedad privada, y la verdadera emancipación humana. Pienso que van a ser ensombrecida en todo el mundo.

Suzi Weissman: Por este nacionalismo creciente, pienso que usted tiene razón que pondrá mucha presión sobre Gorbachov y si algo se podía fortalecer las manos de las fuerzas nacionalistas oscurantistas allí. Qué quiero decir con esto es su antisemitismo y paneslavismo introspectivo. ¿Tiene algo que decir, finalmente, tal vez en un tono más esperanzado?

Mansour Hekmat: Ojalá que la opinión pública estadounidense sería más crítica de lo que se alimenta en los términos de análisis e incluso la información. Esa es la única esperanza. Mientras que la población estadounidense en realidad compra el tipo de propaganda o el tipo de información falsa o las medias verdades que se alimenta, no veo ninguna forma real de esta situación. Pienso que, probablemente, las condiciones allí - y no he estado allí recientemente - es mucho más cercano al período cuando los Estados Unidos estaba empezando a entrar en Vietnam. Pienso que la gente puede aprender de la historia y que pueden prevenir una cosa así no vuelva a ocurrir.

Suzi Weissman: Okay, muchas gracias. Mi invitado de hoy ha sido Mansoor Hekmat y hemos estado discutiendo una manera de amplio alcance del impacto de la crisis del Golfo Pérsico sobre Irán e Irak y los Estados Unidos y también la situación interna de Irán y ha sido un debate muy esclarecedor e interesante y me gustaría agradecerle mucho por ser mi invitado en los "Retratos de la URSS."

Mansour Hekmat: Muchas gracias.


Traducción Español: Nicolás Jiménez


Spanish translation: Nicolás Jiménez
hekmat.public-archive.net #3890sp