Status             Fa   Ar   Tu   Ku   En   De   Sv   It   Fr   Sp   Ca   Ru  

La Invasión del Régimen Iraquí y Nuestras Tareas

El 24 de Septiembre de 1980



1) Los enfrentamientos militares entre el régimen de la República Islámica de Irán y el régimen baazista de Irak, lo cual había comenzado hace mucho tiempo, han asumido las dimensiones más extensivas con la invasión del régimen baazista hacia el interior de las fronteras iraníes y esto se ha convertido en uno de las problemas agudos de la situación actual.

2) El contenido práctico de la política del régimen baazista de Irak, como un estado capitalista y el representante de los intereses del capital monopolista, es generalmente de la siguiente manera:

    (a) Para encubrir las contradicciones internas del capitalismo iraquí y para evitar que el recrudecimiento de las llamas de la revolución de masas dentro de las fronteras de este país;

    (b) Para revivir la estabilidad de la seguridad imperialista del Golfo Pérsico, sobre el cual los golpes efectivos han sido entregados como un resultado de la revolución iraní, y para asegurar y proteger los intereses de los monopolios petroleros en el Golfo Pérsico, sirviendo así en la práctica, la consolidación de la dominación del imperialismo estadounidense sobre la región del Golfo Pérsico.

La invasión del régimen baazista de Irak en Irán, lo cual se está llevando a cabo bajo la cobertura de las reivindicaciones territoriales, es la continuación de esta política y persigue específicamente los objetivos tácticos siguientes:

La facilitación y la aceleración de la consolidación de la hegemonía de la burguesía monopolista en las filas de la burguesía iraní en general, y la sustitución del régimen republicano islámico - lo cual está perdiendo más que nunca sus capacidades en la supresión de la revolución iraní - con un gobierno de los representantes directos y activos de la burguesía monopolista de Irán y el imperialismo estadounidense (la oposición imperialista de Shapur Bajtiar, Azizullah Palízban, Ahmad Madani, etc.) en particular.

La invasión del régimen baazista en Irán, en su continuación y dependiendo de las circunstancias definidas, tiene la posibilidad de convertirse en una guerra de anexión (en la forma de la división de Irán, la ocupación militar de Irán, la anexión de las regiones de Irán hacia el interior de Irak, etc,). Esta invasión es en realidad en el servicio de proporcionando el terreno, las facilidades y ayuda para la contrarrevolución imperialista burguesía en el cumplimiento de su asalto final a la revolución iraní, y por lo tanto está en su naturaleza en contra de la revolución de los obreros y los explotados de Irán.

3) El régimen republicano islámico, ya que es un gobierno capitalista y ha actuado y actúa como el componente activo de la contrarrevolución imperialista burguesa al servicio de la supresión de la revolución iraní por el cual en la cara de la invasión de Irak, se defiende, en virtud de su naturaleza, no la revolución de los obreros y los explotados de Irán, sino meramente su propia existencia. Este régimen no quiere ni puede confiarse en las masas y su armamento ya en la luz de la guerra con Irak y bajo el manto de la existencia de las condiciones de emergencia, el asalto por un enemigo extranjero, la necesidad de "defender la patria islámica", etc, que se trate, por confiando en sus fuerzas militares organizadas, para:

    (a) Proseguir su política de arrebatar las libertades políticas y la supresión de los comunistas y otros revolucionarios, más activamente;

    (b) Intensificar los ataques contra los trabajadores militantes y las organizaciones obreros de los sindicatos políticos; para presionar a los trabajadores más que antes para aumentar la producción; y militarizar los lugares de trabajo;

    (c) Establecer las condiciones de la ley semi-marciales y los regulaciones sobre el país y para colocar a las fuerzas militares más activamente y más directamente al servicio de la supresión de la oposición revolucionaria y la aniquilación de los derechos democráticos;

    (d) Aumente su propaganda demagógica tanto como sea posible y, pretendiendo ser anti-imperialista, retardar el proceso de alejamiento de los obreros y los explotados del gobierno;

    (e) . . .

4) Con respecto a lo que fue dicho:

En primer lugar, los obreros revolucionarios de Irán tienen ninguna animosidad y diferencia de los intereses con los obreros y los explotados de Irak;

En segundo lugar, los obreros y los explotados de Irán evalúan la actual guerra, una guerra entre dos gobiernos capitalistas cuya consecuencia es en el servicio de suprimir y prevenir la escalada de la revolución iraní; y por lo tanto los trabajadores defienden la revolución y sus conquistas contra la guerra de los capitalistas.

Desde el punto de vista de los obreros y los explotados de Irán, la invasión de Irak es un otra manifestación de los intentos de la contrarrevolución imperialista burguesa en la preparación y la creación de los terrenos y condiciones de su asalto final a los obreros y los explotados revolucionarios de Irán.

Tales ataques ya sea se llevan a cabo por Shapur Bajtiar, Azizullah Palízban, Ahmad Madani, etc, o por el régimen republicano islámico o por los ejércitos de los países de la región o por el ejército del imperialismo estadounidense, pueden ser respondidas de una manera revolucionaria solamente a través de la creación de un frente revolucionario basado en los obreros y los explotados armados y bajo el liderazgo de los comunistas. Los intentos hacia la organización de este frente, independientemente de la inminencia de tal o cual cierto ataque, es en este momento, la tarea del movimiento comunista de Irán. (Las líneas generales de este asunto, lo cual hemos presentado en nuestra plataforma propuesta en contra del golpe de Estado, sigue siendo cierto).

Las tareas, lo cual se colocan sobre los hombros de las fuerzas comunistas en conexión con esta invasión específica, son los siguientes:

1) Los comunistas de Irán deben luchar resueltamente contra las tendencias y las tendencias cuales:

    (a) Sobre la actitud hacia la guerra actual, invitar al proletariado a apoyar al régimen republicano islámico o una facción de la misma,

    (b) Abogado la indiferencia y el pacifismo sobre la actitud hacia la guerra bajo el pretexto de que esta guerra no está relacionado con el proletariado,

    (c) Meramente abogar por la lucha contra el régimen actual y pasar por alto la guerra iraquí y la política, lo cual se siguen por el mismo.

2) Los comunistas deben cumplir consistentemente la agitación y las tareas organizativas siguientes, hacia la creación del rango independiente del proletariado y de la formación del frente revolucionario en la lucha contra esta guerra y sus objetivos:

    (a) La exposición comprensivo de la naturaleza burguesa de la guerra y los objetivos contrarrevolucionarios, lo cual son perseguidos a través de ello.

    (b) La exposición de las actividades antidemocráticas del régimen islámico, lo cual se llevan a cabo bajo la cobertura de la guerra con Irak y la agitación y la organización de la defensa de las libertades democráticas como un terrenos necesarias para la movilización de masas contra las fuerzas enteras de la contrarrevolución.

    (c) La agitación y la organización de los obreros y explotados en contra de las medidas y los intentos del régimen islámico para la militarización de los lugares de trabajo.

    (d) La exposición de las políticas y operaciones de las dos facciones del gobierno hacia la guerra y sus intentos de utilizar las circunstancias actuales para ganar las concesiones por parte de unos a los otros.

    (e) La exposición de la naturaleza reaccionaria y las políticas contrarrevolucionarias de la oposición imperialista (Gholam Alí Oveisi, Azizullah Palízban, Shapur Bajtiar, Ahmad Madani, etc.) y sus actividades en el aprovechamiento de las condiciones que la guerra está creando.

    (f) La agitación para el armado independiente de las masas y la necesidad de las masas y las organizaciones revolucionarias para ser armado de forma permanente.

    (g) La agitación y la organización de los comités de defensa en las fábricas, las localidades, las escuelas, las oficinas, etc, independientes de los partidos gubernamentales y burguesas.

    (h) La agitación acerca de la legitimidad del movimiento revolucionario del pueblo Kurdo y las luchas valientes de los trabajadores de Kurdistán, como un ejemplo de la resistencia de las masas independientes y consistentes contra los asaltos de las diferentes tendencias y fuerzas de la contrarrevolución.

    (i) La agitación de las masas por medio de los ejemplos históricos de las resistencias de las masas victoriosas bajo el liderazgo de los comunistas (ejemplos tales como Vietnam, Corea, Albania, etc).

    (j) La agitación y la organización de la resistencia de las masas en las zonas ocupadas probables con el propósito de expulsar a las fuerzas ocupantes.




La Unidad de Los Militantes Comunistas

El 24 de Septiembre de 1980





Spanish translation: Nicolás Jiménez
hekmat.public-archive.net #2700sp