Status             Fa   Ar   Tu   Ku   En   De   Sv   It   Fr   Sp   Ca   Ru  

Acabar con el terrorismo es nuestra Tarea

Una discusión con "la revista Internacional Haftegi"
14 de Septiembre, 2001

Pregunta: Miles de personas han perdido sus vidas como consecuencia de los ataques terroristas contra los rascacielos del World Trade Center (el Centro Mundial de Comercio) de Nueva York y el edificio del Pentágono en el condado de Arlington, Virginia. ¿Cuál es la posición del Partido Obrero-Comunista de Irán en este incidente?

Mansoor Hekmat: El Partido Obrero-Comunista de Irán ha emitido inmediatamente una declaración al respecto. Condenamos este acto como un inmenso crimen y genocidio contra la humanidad. Nuestros corazones están con el pueblo estadounidense y compartimos profundamente en su dolor. Los estados y las organizaciones reaccionarias han hecho el terrorismo un aspecto estable de la vida en nuestra época. Creemos que a través del poder de la gente, que podemos y debemos poner fin al terrorismo estatal y terrorismo no-estatal. Aparte de sus dimensiones inimaginables criminales directos, es claro para nosotros que esta ocurrencia es sólo un prefacio al mayor escalada de un concurso terrorista global. Es un día oscuro - de un preludio a más calamidades. Hacemos un llamado a la gente a venir a la palestra y tomar el mundo en sus manos. El mundo debe ser tomado fuera de las manos de los bombarderos y los generales militares.

Pregunta: ¿Quién ha llevado a cabo este acto terrorista y para qué propósito?

Mansoor Hekmat: Los hechos de este incidente aún no están claras. Podrían existir varias posibilidades. En el incidente de Oklahoma, se rápidamente quedó claro que el círculo de la derecha extremista en la propia América causó esa catástrofe. Pero esta vez, hay indicios de que una corriente islámica estaba detrás de este crimen. El carácter suicida de esta operación lo coloca dentro de las tradiciones de los grupos Islámicos. Cuál organización Islámica y o mezcla de las organizaciones y los estados estaban detrás de este ataque es más oscuro. El alcance de la operación, la existencia de cuatro equipos con cuatro pilotos entrenados para volar aviones de pasajeros que estaban dispuestos a cometer el suicidio, es indicativo de un plan a largo plazo de cuatro a cinco años. El hecho de que no hay indicios de una operación tan en gran escala habían sido filtrado a la inteligencia occidental es indicativo de que sus fuentes de inteligencia no habían tan profundamente infiltrado en estas organizaciones, y esto también apunta a fuera de los EE.UU. y Europa. No obstante, no es posible a comentar sobre las causas y los perpetradores de este incidente con certidumbre. El gobierno estadounidense y los medios de comunicación están enfocados principalmente en el grupo de Osama bin Laden.

Pregunta: Los funcionarios estadounidenses están hablando de venganza y de castigar a los terroristas y los países que apoyan el terrorismo. Han acusado a Bin Laden y han dicho que si los talibanes no entregarlo a los militares estadounidenses, que podrían atacar a Afganistán. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Mansoor Hekmat: En mi opinión, los Estados Unidos y la OTAN definitivamente llevarán a cabo una inmensa operación violenta, no necesariamente o fundamentalmente para castigar a los perpetradores, que ni siquiera puedan estar dentro de alcance de los Estados Unidos, sino más bien para hacer valer su poder globalmente, así como para los factores psicológicos y emocionales en los EE.UU. en sí mismo. Entre de una manera política efectiva para confrontar el terrorismo anti-estadounidense y un curso militar fútil de la acción, los EE.UU. será definitivamente optar por la segunda porque la concepción de los Estados Unidos en sí mismo y de su estatus de superpotencia está basada en el poder militar.

Todavía no hay certeza acerca de las dimensiones de la respuesta de los Estados Unidos. No creo que ellos mismos considerarán el lanzamiento de los misiles y el lanzamiento de bombas sobre las regiones y ciudades de Afganistán desde una distancia como suficiente. Si los talibanes se entrega a Bin Laden, la extensión de la reacción militar de los EE.UU. podría permanecer limitada; de lo contrario, tendrían un plan para llevar a cabo una ocupación militar y un invasión terrestre de Afganistán o incluso Irak. Esto cambiaría muchas cosas. El panorama político del mundo cambiaría por completo.

Pregunta: En las reacciones iniciales a este incidente dentro de los Estados Unidos, se ha hablado de inteligencia y debilidades de seguridad. De hecho, el Pentágono, el centro del establecimiento de defensa y el centro más importante de financiación han sido atacadas y muchas personas han perecido. ¿Qué es el efecto de este incidente con respecto al estatus de los Estados Unidos como una superpotencia en el mundo; qué medidas podría tomar el EE.UU. para prevenir una posición disminuida?

Mansoor Hekmat: En mi opinión, este terrorismo, de hecho, ayuda a proteger la imagen de los Estados Unidos como un superpotencia. La condición de estatus de superpotencia de los EE.UU. se define en relación con otros potencias económicas, políticos y militares en el mundo capitalista, y no en relación con Afganistán, Irak o la Yihad Islámica y el Hamás. El estatus de los EE.UU. como una superpotencia está arraigada en la dominación del mundo, no en sus aeropuertos seguras y los edificios a prueba de fuego y el clima de hoy en el mundo después de este incidente, al igual que el período después de la ocupación de Kuwait por Irak, es exactamente un clima de renovada declaraciones de lealtad a los Estados Unidos por otras potencias occidentales y su ceder a las tendencias políticas y militares de la administración estadounidense. Este crimen terrorista da una compruebe blanco a los Estados Unidos para una intervención militar en cualquier parte del mundo y para reafirmar su dominio mundial, mientras que un día antes, el gobierno estadounidense estaba bajo la presión por los círculos dominantes y los medios de comunicación en el mundo occidental para su defensa obstinada y celoso de Israel y su desprecio por el acuerdo del Protocolo de Kioto sobre el cambio climático. Los EE.UU. explotará este incidente como un trampolín, y un excusa para una demostración de poder militar. En el corto plazo, todos los gobiernos occidentales caerán en fila y en posición de firmes. A medio plazo, sin embargo, las ecuaciones económicas y políticas más duraderas volverán a cambiar el equilibrio a una desventaja para los EE.UU.

Pregunta: ¿Políticamente, será este incidente afectará a temas como la paz en el Oriente Medio y la cuestión de Palestina? ¿Cómo?

Mansoor Hekmat: En el corto plazo, todo lo que definitivamente se verá afectada por este incidente. Ambos lados del conflicto en Palestina e Israel están aturdidos, inmóvil y preocupado. Yasir Arafat alcanza rápidamente un micrófono y condena el ataque en caso de que él podría ser considerado parcialmente responsable. Los líderes israelíes están muy furiosos con los argumentos de que este incidente es una continuación de la cuestión palestina y una reacción contra la violencia israelí; ellos niegan cualquier responsabilidad. Pero los efectos a medio plazo de este incidente dependerá de la reacción inicial de los Estados Unidos. Si hay un espectáculo sangriento de la fuerza contra los grupos islámicos, luego, al final de la acción, un nuevo ciclo diplomática para lograr la paz entre los dos lados basado sobre un nuevo equilibrio militar comenzará, como vimos después del ataque a Irak. Pero la cuestión de Palestina y la situación árabe-israelí están más profundamente arraigados en las realidades locales. Paz en Palestina no es factible sin un movimiento hacia la izquierda tanto en sociedades israelí y palestina. Para lograr la paz, las fuerzas del secularismo y la justicia deben prevalecer sobre la religión y la intolerancia étnica en ambos lados del conflicto. La cuestión palestina no tiene una solución militar. La intimidación es fútil. En consecuencia, si los puntos de vista de ambas sociedades uno hacia el otro y el balance de poder entre izquierda y derecha en cada uno no cambian, la cuestión permanecerá.

Pregunta: En la reciente publicidad de los medios de comunicación occidentales, estos ataques terroristas han sido retratado como una confrontación con la democracia y se han colocado de alguna manera algunos 'países islámicos' en esta confrontación. ¿Es posible que esto podría conducir al aumento del racismo en el mundo occidental?

Mansoor Hekmat: Hemos sido testigos de una referencia limitada a la tesis de Samuel Phillips Huntington sobre el 'choque de civilizaciones' en los medios de comunicación occidentales; que esta es una batalla de 'civilizaciones', un ataque a la 'manera de vida' occidental, la democracia, etc, han sido escuchado aquí y allá. Pero la respuesta de la sociedad mayoritaria e incluso los portavoces del gobierno estadounidense muestran que este punto de vista no se sostiene. No estoy preocupado por el aumento del racismo después de este incidente. Los racistas será definitivamente ser más activo y agresivo por un tiempo, pero la sociedad occidental le conducirán de vuelta. Por el contrario, el pueblo de los Estados Unidos, por lo que se puede ver desde lejos, tienen hasta ahora llevó a cabo a ellos mismos con la dignidad y la humanidad admirable en la cara de tal desastre chocante. Pienso que el pueblo estadounidense no aceptará fácilmente una respuesta militar indiscriminada contra la población de Oriente Medio. Este incidente es demasiado grande como para prestarse a los clichés (imágenes) y la propaganda típicos. En mi opinión, la sociedad occidental tendrá un enfoque más maduro y sofisticado para tratar a este incidente. La tecnología de comunicaciones de hoy ha hecho que sea más difícil para mantener a la gente en la ignorancia y para alimentarlos en la intolerancia y los prejuicios. La misma televisión que mostró el desastre de Nueva York al mundo también transmitirá la destrucción de Kabul en Afganistán. Aquellos que han llorado la desastre de Nueva York no se puede animar fácilmente su repetición en Kabul.

Pregunta: La declaración del Partido Obrero-Comunista de Irán (POCI) ha apuntado al desastre de Nueva York como un otro paso en la escalada de un concurso terrorista, un concurso en el cual por un lado, la mayoría de los estados mundiales y en el otro lado los movimientos reaccionarios y en particular los movimientos Islámicos están participando. ¿Cómo se puede limitar esta carrera y en tu opinión, qué rol debe jugar el POCI en la lucha contra el terrorismo?

Mansoor Hekmat: Acabar con el terrorismo es nuestra tarea. Es la tarea de nosotros que luchan por la igualdad de las personas, de sus derechos y dignidad. El terrorismo estatal terminará por derrocar a los estados terroristas. El terrorismo no-estatal debe ser erradicada por poner fin a las dificultades, la discriminación, la explotación y la supresión que lleva a la gente a la desesperación y hazlos caer presa de organizaciones reaccionarias e inhumanas. Se puede ser erradicada por exponiendo la religión, el etnicismo, el racismo y cualquier ideología reaccionaria, lo cual no tiene respeto para las personas. Nuestra respuesta es para luchar por la creación de una sociedad abierta, libre e igualitaria en el cual las personas, sus vidas, su dignidad y el bienestar son valorados. El Partido Obrero-Comunista de Irán y los partidos políticos como nosotros confrontará ambos lados de este concurso terrorista - los estados reaccionarios, así como los movimientos y los partidos reaccionarios. Pero, por ahora, son ellos los que definen la imagen del mundo. Debemos poner en primer plano, la humanidad progresista amante de la libertad y contra la totalidad de esta situación. Hasta entonces, este estado de cosas continuará.


Lo anterior publicada por primera vez en la revista Internacional llamada el Haftegi, N ° 71, 14 de Septiembre de 2001. La versión en Inglés de los cuales es una reimpresión a partir de, es forma parte del sesión informativa del Partido Obrero-Comunista de Irán.    Traducido por Nicolás Jiménez


Spanish translation: Nicolás Jiménez
hekmat.public-archive.net #1880sp