Status             Fa   Ar   Tu   Ku   En   De   Sv   It   Fr   Sp  

El Terrorismo Islámico


Una oleada de los asesinatos Islámicos ha engullido el Oriente Medio y el África del Norte. Las víctimas de esta oleada son las más ordinarias de la gente ordinaria. En Egipto y Argelia, ellos disparan y decapitan a los extranjeros nacionales - ya sean trabajadores, turistas o pensionistas. Ellos bombardean y matan a niños en edad escolar en las puertas de la escuela. Ellos matan las niñas jóvenes que no se someten a los matrimonios forzados. En Tel Aviv-Yafo, Israel, ellos asesinan los peatones desprevenidos - los niños, los jóvenes y viejos - en las calles y en los autobuses, y heroicamente, a partir de Israel a Argelia, ellos tranquilizan a una humanidad aturdida que esta 'lucha armada' continuará.

Hubo un momento en cuando la izquierda 'antiimperialista' y tradicional se vería sobre la violencia ciega y el terrorismo irrestricta de las corrientes anti-occidentales y tercermundistas si no con admiración entonces por lo menos con la tolerancia. En su opinión, la injusticia sufrida por las naciones deprivados y los pueblos oprimidos se justificó este terrorismo como una reacción legítima. El terrorismo de los grupos Palestinos, los organizaciones Islámicas y el Ejército Republicano Irlandés - cuyas víctimas eran cada vez más civiles desprotegidos y desprevenidos - fueron los principales ejemplos de este terrorismo 'permisible' en el pasado reciente. Un terrorismo, lo cual aparentemente respondió a las injusticias del pasado y del presente; un terrorismo, lo cual aparentemente apareció como una reacción a las políticas inhumanas y brutales de los gobiernos y poderes opresivos. Interesantemente, durante todos los años, el gobierno Israelí también ha utilizado este racionalización exacto de excusa-abuso; es decir, por haciendo alusión al genocidio indescriptible llevada a cabo por los Nazis y los grupos antisemitas en varios países contra el pueblo Judío, ellos han justificado la supresión brutal de las personas deprivadas de Palestina y las matanzas cotidianas de los jóvenes Palestinos.

A partir de un punto de postura comunista, este tipo de racionalización y el terrorismo ciego erigida sobre ella en el Medio Oriente - ya sea por las organizaciones árabes y palestinos o el Estado de Israel - es considerada como bancarrota y está condenado. No hay la más mínima relación real y legítimo entre las calamidades pésimas que han caído sobre el pueblo Judío en este siglo y la supresión y los crímenes cometidos por el gobierno derechista extremista en Israel contra los palestinos. No hay la más mínima relación real y justificada entre los sufrimientos de las personas deprivadas de Palestina y el terrorismo de las organizaciones Islámicos o no-Islámicos atribuidos a estas personas. El estado burgués y las facciones están explotando y capitalizando sobre la sufrimiento de las personas deprivadas. Condenando y erradicando este terrorismo por la clase obrera, particularmente en los países de la región, es una condición esencial para la colocación de los trabajadores en el liderazgo de la lucha social para terminar las miserias antiguas de los pueblos del Oriente Medio.

Se parece que la nueva oleada de los asesinatos Islámicos, particularmente en la África del Norte hace ya ni siquiera requieren tales justificaciones políticas. Un turbante y un arma de fuego son suficientes para comenzar este Yihad despreciable contra la humanidad. Este es el gangsterismo Islámico y su fuente es el régimen gobernante en Irán y que será en Irán donde será aplastada.

Marsoor Hekmat
Noviembre de 1994

Esto fue publicado por primera vez en Persa en la revista Internacional N º 16, Noviembre de 1994.
Traducido al Español a partir de Inglés por Nicolás Jiménez


Spanish translation: Nicolás Jiménez
hekmat.public-archive.net #0800sp